Mata EU a líder de Al Qaeda en Yemen

viernes, 30 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Anwar Al-Awlaki, un clérigo nacido en Estados Unidos relacionado con la rama de Al Qaeda en Yemen, fue asesinado este viernes durante un ataque aéreo de las fuerzas militares estadunidenses, informaron autoridades de ambos países. “El terrorista Anuar Al-Awlaki ha muerto junto con algunos de sus compañeros”, dio a conocer el Ministerio de Defensa yemení en un comunicado enviado como mensaje de texto a periodistas, sin proporcionar más detalles. La muerte de Anwar Al-Awlaki es considerada como un éxito para Washington y sus aliados en la lucha contra la militancia islámica. En abril de 2010, Estados Unidos emitió una orden de captura contra Al-Awlaki, a quien quería vivo o muerto después de que la CIA lo incluyó en una lista de terroristas. El líder de Al Qaeda en la península arábiga fue acusado por mantener nexos con el comandante estadunidense Nidal Malik Hasan, quien mató a 13 personas en noviembre del 2009 en una base de Texas. Además, el propio clérigo admitió haber adoctrinado al nigeriano Faruk Abdulmutalab, quien intentó hacer estallar un artefacto explosivo durante un vuelo que iba a aterrizar en Detroit en diciembre de 2009. Nacido en suelo estadunidense, Al-Awlaki residía desde el 2002 en Yemen y se sospechaba que se había refugiado en la provincia de Shobua, ya que él y su familia pertenecían a la tribu Awalek, una de las más poderosas de la zona. Awlaki, quien hablaba inglés y árabe fluido, alentaba ataques contra Estados Unidos y era considerado un hombre que podría atraer reclutas de países occidentales a Al Qaeda. Sus mensajes llegaron a ser tan populares como los del ya fallecido líder de Al Qaeda, Osaba Bin Laden, y en ellos defendía los atentados cometidos por esa organización contra los estadunidenses en venganza por la muerte de musulmanes en Irak, Afganistán y los territorios palestinos. Por su parte, el presidente Barack Obama declaró que la muerte del clérigo representa un duro golpe y un “hito significativo para derrotar a Al Qaeda”. En un discurso en la base militar de Fort Myers, a las afueras de Washington, el mandatario advirtió, sin embargo, que si bien el grupo terrorista ha quedado “debilitado” tras este golpe, sigue siendo “peligroso” y su país continuará con la vigilancia.

Comentarios