Anuncia Cuba que acepta regreso "temporal" de médicos y deportistas desertores

jueves, 25 de octubre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobierno cubano anunció que de acuerdo con la actualización de la reforma migratoria, que entrará en vigor en enero de 2013, normalizará la "entrada temporal" en la isla de quienes emigraron ilegalmente, incluidos médicos y deportistas de alto rendimiento que desertaron o abandonaron el país en los años noventa. El secretario de Consejo de Estado de Cuba, Homero Acosta, dio a conocer anoche las nuevas medidas relacionadas con los emigrantes, con lo que se permitirá la visita a quienes salieron de manera ilegal del país después de los acuerdos de 1994 entre La Habana y Estados Unidos, o abandonaron la isla hace más de ocho años, según información difundida por la agencia EFE. Por razones de defensa y seguridad nacional, no podrán acogerse a esa medida quienes salieron a través de la Base Naval de Guantánamo. El gobierno de Raúl Castro también ampliará las causas de repatriación de emigrados ilegales en el caso de aquellos que tenían menos de 16 años cuando dejaron la isla o los que decidan regresar para hacerse cargo de familiares desvalidos. De acuerdo con Acosta, uno de los objetivos de la actualización migratoria en Cuba es "favorecer las relaciones con la emigración cubana, que con el paso del tiempo ha cambiado" al pasar de ser "eminentemente política en los primeros años de la Revolución" a otra motivada por "razones económicas". La reforma migratoria de Cuba, destacó, es una "decisión soberana" y no responde a "presiones" o "imposiciones". Añadió: "Cuba no busca con ellas un certificado de buena conducta". En su comparecencia televisiva de anoche en el canal estatal, Acosta reprochó a quienes critican que Cuba no permitía salir al extranjero a sus ciudadanos, y aseguró que entre los años 2000 y 2012 se concedió el llamado permiso de salida (que quedará eliminado con las nuevas leyes migratorias) a 99.4% de los que lo solicitaron. En ese periodo, añadió, viajaron fuera de Cuba por motivos particulares 941 mil 953 personas, de las cuales 120 mil 275 no regresaron a la isla. Del total de viajeros, 156 mil 068 eran graduados universitarios y de ellos 10% no volvió a Cuba, cifras que para Acosta confirman "que la gran mayoría de los cubanos que viajan al exterior regresan al país". La nueva legislación migratoria de la isla entrará en vigor a partir del 14 de enero de 2013 y, entre otras medidas muy esperadas por la población, suprime los llamados "permisos de salida" y la conocida como "carta de invitación". De este modo, los cubanos residentes en la isla podrán viajar sólo con su pasaporte corriente actualizado, cuya concesión, sin embargo, las autoridades pueden denegar por razones de "interés público" o de "defensa y seguridad nacional". La reforma migratoria mantiene limitaciones para los viajes al exterior de cuadros directivos, profesionales de la salud o la educación y atletas que sean "vitales" para el país, con el objetivo de defenderse del "robo de cerebros".

Comentarios