The Guardian: Adiós a la versión en papel

viernes, 26 de octubre de 2012
LONDRES (apro).- El matutino británico The Guardian, el histórico periódico liberal del Reino Unido y uno de los de mayor influencia política en el país, planea su conversión digital total para reducir costos cada vez mayores, una medida que podría tener profundas consecuencias para el sector editorial y periodístico de Gran Bretaña. La noticia, que involucra al conglomerado mediático Guardian News & Media (Gnm), fue revelada por el sitio More About Advertising el pasado miércoles 17, en medio de un fuerte hermetismo por parte de la empresa editorial. De acuerdo con ese reporte, la medida es vista como la única solución para detener la hemorragia de las cuentas, de más de 45 millones de libras esterlinas anuales (70 millones de dólares), acrecentadas por la crisis económica en el Reino Unido y Europa y una baja en la compra del periódico. El director del diario, Alan Rusbridger, desde siempre contrario a una migración apresurada, está en la minoría que se opone a ese cambio y por ahora sostiene públicamente que la publicación saldrá en versión impresa a la par de en la red. Según el informe dado a conocer en Londres, antes de decir adiós al papel, The Guardian, y eventualmente su semanario The Observer, quieren tener tiempo para desarrollar una aventura estadunidense: la edición del periódico norteamericano en versión digital. Así, la idea es usar a los "primos" estadunidenses como destino para probar la factibilidad de un modelo que plantea todavía muchos interrogantes, como por ejemplo si sólo con el dinero de auspiciantes online se pueden mantener las operaciones de una empresa periodística de primer nivel. The Guardian, que se ha convertido en un pionero del periodismo digital en los últimos años y que cuenta con el sitio de noticias en inglés más leído del mundo, junto al de la BBC, no cobra su contenido en internet. Scott Trust, la fundación propietaria de The Guardian, teme no disponer del dinero suficiente para financiar al periódico y garantizar su supervivencia de aquí a los próximos años. Es ese el objetivo del fundador de Scott Trust, John Scott, para proteger la independencia del diario sin "interferencias". De ahí la idea ahora de acelerar los tiempos y avanzar hacia una conversión total online. Gnm, en tanto, espera el visto bueno del derecho de la competencia británico para vender su ramo radiofónico y aportar otros 70 millones de esterlinas (113 millones de dólares) de capital fresco a la empresa. Rusbridger, sin embargo, lo desmintió categóricamente en Twitter: "Es simplemente falso", comentó el mismo día del reporte. "Los números para anular la versión papel y pasar a Internet no cierran", agregó. En tanto, el grupo está empeñado en una profunda reestructuración, que prevé el cierre de suplementos históricos y la reducción del personal, cerca de 100 personas sobre un total de 650 periodistas. Más de 90% del personal editorial del periódico están afiliados a la Unión Nacional de Periodistas (NUJ, en sus siglas en inglés), por lo que este sindicato podría oponerse a la medida. En la actualidad The Guardian es el único periódico británico a nivel nacional que publica en color (excepto en Irlanda del Norte). También fue el primer periódico británico en ser impreso en formato berlinés. El diario tiene un promedio de venta de 216 mil ejemplares, comparado con los 905 mil millones de ejemplares que vende The Daily Telegraph, los 692 mil 581 de The Times y 261 mil 193 de The Independent. La circulación impresa de The Guardian se ha reducido a la mitad, mientras que la versión digital sigue creciendo. En agosto, las ventas del diario cayeron 15%. Una encuesta hecha por el grupo MORI entre abril y junio de 2000 mostró que 80% de sus lectores eran votantes del partido Laborista. De acuerdo con otra encuesta hecha en 2004, 44% de los lectores de este periódico votaron al partido laborista y 37% por los liberal-demócratas. The Guardian fue fundado en 1821 y hasta 1959 era conocido como The Manchester Guardian, por imprimirse en esa ciudad del norte de Inglaterra. Los eventuales cambios dentro del periódico ocurren en medio de un contexto difícil en el mercado periodístico del país, y cuando cada vez más diarios optan por reducir su versión en papel y enfocarse más en las actividades digitales, o incluso pasar a ser diarios gratuitos. En Gran Bretaña son cada vez más los diarios y revistas que comienzan a ser regalados en la vía pública, desde las salidas del metro (Tube), pasando por zonas céntricas de las ciudades. Entre estas publicaciones se encuentran Metro, Evening Standard, Stylist, ShortList y el semanario Time Out. El mes pasado este último dejó de cobrar cerca de cinco dólares por ejemplar. Tim Arther, editor de esa revista de esparcimiento, declaró el pasado 24 de septiembre, en una entrevista concedida a la cadena Sky News, que la decisión de distribuir de forma gratuita el semanario "fue una medida audaz" por parte de la compañía. "En Londres, el contexto del mercado es que a los lectores les gusta leer revistas gratuitas", afirmó. "Hasta ahora la respuesta de las agencias de publicidad ha sido muy positiva, hemos vendido todos los espacios publicitarios para las primeras ediciones de la revista (gratuita)", agregó Arther. Todas estas son medidas para reformar un mercado y sector que ha sufrido fuerte la crisis económica en el Reino Unido, haciendo frente a despidos y achicamiento del presupuesto. En España, la predilección por lo digital ha llevado a la creación en los últimos años de dos medios de comunicación online: Diario.es y MásPúblico.com. Además, diarios cuya versión de papel ha desaparecido como Público o Qué, siguen existiendo en Internet. En el caso del diario El Mundo, uno de los más leídos en España, las autoridades están intentando un nuevo modelo de pago, llamado Orbyt, que la empresa espera comience a dar rédito en los próximos años. Por el momento, 30% de la facturación de El Mundo es digital, más que la facturación de uno de sus periódicos rivales, El País. En Estados Unidos la situación parece ser diferente. Aunque los ingresos de The New York Times siguen a la baja, hoy el famoso matutino estadunidense tiene más de 500 mil suscriptores en su página, una estrategia que, aunque todavía no sostiene al periódico, podría llegar a convertirse en un modelo sostenible a largo plazo. Otros icónicos periódicos mundiales como The Times de Londres, Financial Times, Bild, Folha de Sao Paulo, Le Monde y The Wall Street Journal también cobran su contenido en internet, y están destinando cada vez más fondos y recursos económicos para ampliar los servicio online, en un cambio que parece irreversible y que ya está transformando profundamente al sector.

Comentarios