Frenan en España embargos inmobiliarios... por razones humanitarias

lunes, 12 de noviembre de 2012
MADRID (apro).- La banca española aceptó frenar por dos años los embargos inmobiliarios que se encuentren en casos extremos, como lo planteó el gobierno el pasado viernes 9. La Asociación Española de Banca (AEB) y la patronal de las cajas de ahorro anunciaron hoy que durante los dos próximos años frenarán los desahucios inmobiliarios, que oscilan en 400 mil, es decir, casi igual número de familias que han sido lanzadas de sus viviendas por no pagar la hipoteca a los bancos. De estos casos, 172 mil ya fueron ejecutados en los últimos cinco años y el resto está en proceso judicial. El anuncio se hizo luego de que el pasado viernes el gobierno español y el principal partido opositor, el Socialista Obrero Español (PSOE), acordaron hacer frente a los desahucios. Esta la primera vez que el gobierno, los partidos y la banca reaccionan ante la grave situación, pero derivado de la creciente escalada de protestas callejeras de miles de personas que han perdido sus casas y de los dos suicidios que se han registrado recientemente (un hombre en Granada y una mujer en el País Vasco se quitaron la vida cuando iban a ser desalojadas de sus casas). En los últimos tres años, los bancos han recurrido a medidas judiciales para realizar en promedio 317 desahucios diarios. Hoy la AEB anunció que “ante la alarma social generada por los desahucios hipotecarios”, se comprometieron a detener “los lanzamientos durante los dos próximos años en aquellos casos en que concurran circunstancias de extrema necesidad”. Las entidades financieras que forman parte de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (Ceca) también anunciaron la suspensión de “la ejecución de desahucios de vivienda habitual de colectivos especialmente vulnerables”, hasta que entre en vigor una reforma anunciada por las autoridades. Lo que aún se desconoce es el criterio de los bancos a lo que llaman “circunstancias extremas”, debido a que los colectivos que agrupan a las miles de familias que enfrentan juicios hipotecarios, consideran que todos los casos son graves. De acuerdo con el comunicado de AEB, la decisión se tomó “por razones humanitarias y en el marco de su política de responsabilidad social”. Varias plataformas de afectados por las hipotecas se organizan a diario para evitar los desalojos judiciales, como sucedió en México con El Barzon a mediados de la década de los 90.

Comentarios