Huelgas y manifestaciones paralizan a la Unión Europea

miércoles, 14 de noviembre de 2012
MADRID (apro).- La Unión Europea se semiparalizó hoy con las declaratorias de huelgas generales y movilizaciones realizadas en al menos 23 países, en protesta contra las severas medidas de austeridad impuestas por sus respectivos gobiernos. De acuerdo con las organizaciones sindicales convocantes, las mayores manifestaciones se registraron en este país y en Portugal, con 80% de participación. En el caso particular de España, la segunda huelga contra los recortes impuestos por el incipiente mandato de Mariano Rajoy, fue todo un éxito por la “amplia participación y respaldo social”, según las centrales Unión General de Trabajadores (UGT), Comisiones Obreras (CCOO) y Unión Sindical Obrera (USO). Al unísono, los manifestantes exigieron al gobierno que someta las medidas a un referéndum para que rectifique la ruta seguida hasta ahora y que, a su juicio, lleva al país al “suicidio social”. “Si el gobierno se hinca ante las medidas impuestas por Berlín, el pueblo y los sindicatos seguirán de pie”, advirtió Cándido Méndez, secretario general de UGT, quien añadió que “hemos enviado un mensaje muy potente hacia el gobierno de España y las instituciones europeas”. Ignacio Fernández Toxo, de CCOO, festinó por su lado que la huelga general fue “prácticamente total”. Dijo que la industria y el transporte hicieron un paro casi total y que la huelga fue secundada también por otros sectores productivos, como la agricultura, la ganadería, la pesca y la construcción. Por la noche, decenas de miles de personas inundaron las ciudades de España para participar en las 100 manifestaciones convocadas, siendo las más masivas las registradas en Madrid, Barcelona y Valencia. “Nos dejan sin futuro” fue el lema de las manifestaciones europeas, incluidas las españolas, en las que participaron miles de trabajadores de la sanidad, la educación, obreros y desempleados. Las principales ciudades de Francia e Italia también registraron una importante participación ciudadana en repudio a las medidas de recorte. En Madrid, la manifestación nocturna discurre entre la estación de trenes de Atocha hasta la glorieta de Colón, sobre la avenida de la Castellana. En los trenes de Cercanías, cientos de personas arriban con pancartas para sumarse a la manifestación, que ha abarrotado la referida arteria. Otras organizaciones ciudadanas han convocado a una vigilia hasta las nueve de la mañana en las inmediaciones del Congreso de los Diputados, que coincidentemente hoy aprobó los presupuestos generales de 2013, señalados como los más austeros de la democracia y desencadenantes de la huelga. Las autoridades del Ministerio del Interior dieron a conocer que en España se registraron 118 detenidos y 74 heridos, en algunas escaramuzas con los manifestantes. Al mediodía, en la Gran Vía y en la Glorieta de Cibeles, en Madrid, hubo fuertes ofensivas de los policías antidisturbios cuando se intentaron cerrar las arterias para manifestarse. En Valencia, en las cercanías de la Universidad hubo choques de la policía y manifestantes. En Cataluña, un menor de 13 años fue herido en la cabeza por los Mossos de Esquadra, generando una fuerte indignación. Esta noche, en Lisboa, la capital portuguesa, hubo fuertes ofensivas de la policía antidisturbios contra los manifestantes. En Roma hubo una auténtica batalla campal, donde se usaron gases lacrimógenos y balas de goma por parte de la policía. En la noche, los Mossos de Esquadra arremetieron contra los manifestantes en el centro de Barcelona, choques que aún continúan. Interior cifró en 12,5% la disminución del consumo eléctrico, un mecanismo para medir el seguimiento de la huelga, sin embargo, la agrupación Economistas frente a la Crisis consideró que en las últimas horas la huelga general estaba repuntando, porque la incidencia ha sido del 66% de un día normal. Portavoces del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) e Izquierda Unida (IU), por separado, pidieron al gobierno de Rajoy que tome nota del rotundo éxito de la huelga, para modificar su política de austeridad. Los sindicatos criticaron al ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, quien vinculó la incertidumbre de la sociedad española con la huelga general, pues consideraron que dicha incertidumbre tiene más relación con las políticas del gobierno. Fernández Toxo cuestionó que el gobierno de Rajoy ofrezca la valoración de la huelga desde el Ministerio del Interior, como si fuera un asunto de orden público más que el ejercicio de un derecho constitucional, en contra de medidas eminentemente económicas. A las manifestaciones se sumaron un grupo de actores, que desde los primeros minutos del día se encerraron en el Teatro Español de Madrid, en protesta contra los recortes en la cultura impuestos por el ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Pert. Creadores como el cineasta Pedro Almodóvar, el escritor Juan José Millás y Pilar Bardem (madre del actor Javier Bardem) se han sumado a la convocatoria de huelga. El cineasta Alex de la Iglesia paró la grabación de una película para sumarse a la huelga.

Comentarios