Más de 100 muertos en Gaza desde el inicio de bombardeos

lunes, 19 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Los bombardeos de Israel en la Franja de Gaza elevaron a 104 el número de palestinos muertos y a 900 el de heridos desde el comienzo de la operación “Pilar Defensivo”, el miércoles 14, según cifras del portavoz del Ministerio de Sanidad de Hamás, Ashraf Al-Qedra. Sólo este día 28 palestinos murieron en los ataques lanzados por Israel contra viviendas y edificios pertenecientes a miembros de grupos armados, en particular de Hamás. En uno de los bombardeos israelíes en el campo de refugiados de Nuseirat, en el centro de Gaza, murieron cuatro palestinos, dos de ellos milicianos. Una de las últimas víctimas mortales fue un taxista que llevaba a periodistas extranjeros; falleció cuando el vehículo fue alcanzado por un proyectil israelí. El taxi estaba identificado con un distintivo de prensa y los periodistas resultaron ilesos debido a que se encontraban fuera del vehículo, indicaron testigos. Tres miembros de una familia, entre ellos un niño de cuatro años, murieron al impactar un proyectil israelí sobre su casa en el barrio de Zeitún en la ciudad de Gaza, informó la agencia palestina Maan. Otras tres personas murieron en ataques en el barrio de Al Shayaía, y los campos de Al Shati y Yabalia. De acuerdo con Al-Quedra, al menos la mitad de los que han muerto desde el pasado miércoles 14, son civiles y de los 900 heridos, unos 200 son niños. A través de las redes sociales, en particular en Twitter, se difundieron fotografías en las que aparecen residentes de Gaza refugiándose en tubos de drenaje, imágenes de las explosiones en la ciudad y una más donde aparecen los cadáveres de cuatro pequeños, lo que causó indignación. Los pequeños fueron identificados como Sara de siete años, Yamal, de seis; Yuse, de cuatro, e Ibrahim, de dos. Israel atacó diversos blancos en el norte y su de Gazam entre ellos dos comisarías de la Policía de Hamás, pero según Al-Qedra en muchos de los inmuebles objetivo de los misiles israelíes reside población civil o están ubicados en barrios residenciales. El ejército Israelí confirmó en un comunicado haber atacado 80 “sitios terroristas” durante la noche, incluidos varios lugares de lanzamiento de cohetes, túneles usados por las milicias, bases de entrenamiento de éstas, así como “varias unidades terroristas” que se preparaban para disparar cohetes contra Israel. “Las fuerzas de defensa de Israel también han atacado edificios de operativos terroristas de alto nivel, utilizados como puestos de comando y almacenes de armas”, explicó el ejército israelí. Agregó que la Fuerza Aérea y la Marina atacaron también “varios cuarteles generales de la Policía a lo largo y ancho de Gaza”. Testigos informaron que aviones israelíes atacaron residencias de milicianos de Hamás de alto rango en la ciudad de Jan Yunes, en el sur de Gaza y en el campo de refugiados de Al Bureij, en la capital, así como distintos objetivos en el norte del territorio. La forma de operar del ejército israelí, según residentes de Gaza, es que un avión lanza un misil de aviso y poco después, para dar tiempo a que los vecinos evacuen el área, los aviones bombardean repetidamente las viviendas. Según datos del Ejército, Israel ha lanzado más de mil 350 ataques contra objetivos en Gaza en lo que va de la operación “Pilar Defensivo”. Por su parte, los ejércitos palestinos han lanzado un millar de cohetes contra suelo israelí, que hasta el jueves pasado habían acabado con la vida de tres personas. En el marco de los cruentos ataques, continuaron los esfuerzos diplomáticos para pactar el cese del fuego entre las partes. El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, se trasladó a la región del conflicto para tratar de acercar a las partes pero no reportó avance alguno. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habló con el primer ministro israelí, Banjamín Netanyahu, y con el presidente de Egipto, Mohamed Mursi, pero no se informó de los términos de la conversación. Incluso, ante la pasividad de la ONU, Amnistía Internacional, instó al organismo mundial a imponer un embargo de armas a Israel y a los grupos armados en Palestina con el argumento de que violan las leyes humanitarias. “El Consejo de Seguridad de la ONU se debe reunir de emergencia para imponer un embargo internacional de armas a Israel, (el Movimiento de Resistencia Islámica) Hamás y a los grupos armados palestinos de Gaza”, apuntó Ann Harrison, directora alterna de AI para el Medio Oriente y África del Norte. Señaló que mientras el consejo de la ONU debate, todos los Estados deben suspender “de inmediato” la transferencia de armas, municiones o equipo militar relacionado con las partes en conflicto. “Tenemos serias preocupaciones de que algunos civiles en Gaza han muerto o han sido heridos como resultado de ataques desproporcionados o indiscriminados de parte de fuerzas israelíes”, dijo Harrison. En cuanto a Gaza, destacó también que el tipo de cohetes lanzados desde ahí por las milicias palestinas no pueden ser dirigidos a blancos militares, por lo que ponen en riesgo constante la vida de civiles en Israel. Por esa razón, AI pidió también el despliegue inmediato de observadores de la ONU con “capacidad para investigar las violaciones a los derechos humanos y a las leyes internacionales humanitarias”.

Comentarios