Gestionan fianza para yerno del rey Juan Carlos, acusado de corrupción

martes, 20 de noviembre de 2012
MADRID (apro).- El fiscal anticorrupción, Pedro Horrach, presentará este miércoles 21 al juez del caso Nóos, José Castro, un escrito en el que pide una fianza de 8.2 millones de euros para el duque de Palma, Iñaki Urgangarín, esposo de la infanta Cristina y yerno del Rey Juan Carlos, y para el exsocio Diego Torres, según fuentes judiciales citadas en las páginas web de los principales diarios españoles. Urdangarín y Torres encabezaban el Instituto Nóos, una entidad sin fines de lucro, mediante la cual desviaron dinero público a empresas privadas de su propiedad entre 2004 y 2007, por los cuales incurrieron presuntamente en los delitos de falsedad documental, malversación de caudales públicos y fraude a la administración, según las pesquisas de anticorrupción. Las investigaciones han arrojado que Urdangarín utilizó la influencia obtenida como miembro de la Casa Real, para que el Instituto Nóos lograra contratos para la organización de eventos de promoción del turismo o del deporte contratados por los gobiernos del Partido Popular (PP) de Baleares y de la Comunidad Valenciana. Recibían los contratos para la organización de eventos sin convocatoria a concurso y Nóos ponía el precio del evento. Tras las investigaciones iniciadas en 2011 contra funcionarios de ambas comunidades autónomas, surgió una investigación derivada por la implicación de Urdangarín y sus sociedades, lo cual tuvo consecuencia una de las peores crisis para la Casa Real. El rey Juan Carlos apartó a su hija Cristina y a Urdangarín de todas las actividades oficiales de la monarquía, tanto así que en el discurso de Navidad 2011, el monarca hizo alusión directa a la necesidad de la honestidad y que la justicia debe ser igual para todos los ciudadanos. De acuerdo con las publicaciones, el fiscal Anticorrupción sumó las cantidades recibidas por el Instituto Nóos. El anuncio de esta fianza se ventiló la víspera que el rey Juan Carlos ingrese al hospital para ser intervenido de la cadera, derivado de sus males provocados por la caída que sufrió en África, meses atrás, durante un viaje para ir de cacería.  

Comentarios