Implican a experto en informática en caso 'Vatileaks'

martes, 6 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El segundo proceso judicial por el escándalo de Vatileaks fue abierto ayer contra Claudio Sciarpelletti, el experto en informática acusado de ser cómplice en la filtración de documentos confidenciales del Papa Benedicto XVI. Pese a la expectación que ha provocado este segundo juicio, el Vaticano decidió realizarlo de manera muy hermética, ya que no ha divulgado ninguna imagen del juicio –ni fotografías ni videos– “por respeto a la vida privada del imputado”, según explicó Federico Lombardi, portavoz del Vaticano. A Sciarpelletti se le involucró en el Vatileaks, a raíz de que en un cajón de su escritorio se descubrió un sobre con el sello de la Secretaría de Estado del Vaticano, en el que se leía el nombre de Paolo Gabriele, el mayordomo del Papa que estuvo filtrando los documentos confidenciales y que acaba de ser juzgado. De comprobársele su complicidad con el mayordomo del Papa, Sciarpelletti puede ser condenado a una pena de hasta 12 meses de cárcel. Sin embargo, su abogado, Gianluca Benedetti, señaló que su defendido es inocente y que no se le comprobará ningún ilícito, ya que él y el mayordomo del Papa “no mantenían ni siquiera una relación estrecha de amistad, se veían raramente, con poca frecuencia”. Gabriele, dijo, jamás le pidió a Sciarpelletti –encargado del mantenimiento de las computadoras de la Santa Sede– que interviniera su computadora personal durante los seis años que trabajó como mayordomo del Papa. Por estos motivos el abogado considera muy endeble la acusación contra su cliente, aparte de que, indicó, la acusación partió de una denuncia anónima: “Todo surgió por una comunicación anónima de una personalidad de la Secretaría de Estado, quien habló de contactos frecuentes entre Gabriele y Sciarpelletti”, apuntó el abogado. Por lo pronto, a esta primera audiencia del informático asistieron su esposa y el mismo Paolo Gabriele, quien no tomó la palabra en ningún momento y fue convocado como testigo. La segunda audiencia del juicio –que algunos consideran que será la última– ya fue fijada para el próximo sábado 10.

Comentarios