Anuncia Assange que Wikileaks divulgará un millón de nuevos documentos en 2013

jueves, 20 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, advirtió este jueves que “todos los países del mundo” se verán afectados con la publicación de un millón de nuevos documentos en 2013. Desde el balcón de la embajada de Ecuador en Londres, donde pronunció su “discurso de navidad”, el australiano de 41 años de edad aseguró que su trabajo no va ser "amedrentado" y que seguirá enfrentándose a los "abusadores". El anuncio de Assange desde la embajada ecuatoriana –donde se refugió hace seis meses para evitar su extradición a Suecia– fue recibido con aplausos de sus seguidores. WikiLeaks hizo la convocatoria del discurso de su fundador a través de Twitter y Facebook y pidió a sus simpatizantes, entre los que se repartió vino caliente, que acudieran con velas para que se sintiera el espíritu navideño. Allí, entre villancicos adaptados, los seguidores de Assange, acusado de supuestos delitos sexuales, desplegaron pancartas en las que se pedía que no "dispararan al mensajero", y esperaron pacientes las revelaciones del hacker durante más de dos horas. El australiano, detenido el 7 de diciembre de 2010 en Londres a petición de la justicia sueca, días después de que su portal difundió miles de cables diplomáticos confidenciales de Estados Unidos, aprovechó la ocasión para referirse a su situación legal y a su confinamiento indefinido en la embajada ecuatoriana. "La puerta está abierta y siempre ha estado abierta para cualquiera que desee usar los trámites adecuados para hablar conmigo o garantizarme una salida segura", apuntó Assange. En este sentido, explicó que el Pentágono estadunidense sigue considerando a su organización como "criminal" y que el gobierno de Australia "no defiende el periodismo y las publicaciones de WikiLeaks", lo que le hace seguir en la embajada de Ecuador. "Hace seis meses entré en este edificio. Se convirtió en mi casa, mi oficina, mi refugio, gracias al gobierno de Ecuador y el apoyo de sus habitantes. Estoy seguro en esta embajada y desde aquí es donde puedo hablar de manera segura", explicó. Por separado, la embajadora de Ecuador en Londres, Ana Albán, reiteró su apoyo al fundador de WikiLeaks. "En un tiempo del año que une a la gente, Ecuador reafirma la solidaridad que nuestro país dio hace seis meses a una persona que era perseguida por pensar y expresarse libremente", señaló la diplomática. Luego de reconocer que su situación es "extremadamente difícil", Albán dijo que "a veces es necesario levantarse y enfrentarse a los enemigos de la democracia, que lejos de buscar la unidad y la paz entre los ciudadanos del mundo, buscan la dominación de pequeños grupos de personas".

Comentarios