Detienen a asesino del filósofo chileno José María Bulnes

viernes, 28 de diciembre de 2012
VALPARAÍSO (apro).- Este viernes 28 fue detenido, cuando intentaba salir del país con destino a Argentina, Gustavo Soto, de 25 años, autor confeso del asesinato del filósofo chileno José María Bulnes. La detención se efectuó en el Paso Los Libertadores; y fue llevada a cabo por efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI). Soto, quien realizaba trabajos esporádicos para Bulnes desde hace 20 años, fue imputado por la Fiscalía de Maipú por los delitos de robo, homicidio e incendio intencional. El crimen fue cometido un día antes en el domicilio de Bulnes, en la comuna de Maipú, al surponiente de Santiago. Según declaró a la prensa el jefe de la Brigada de Homicidios, subprefecto Víctor Herrera, "el día de los hechos Soto ingresó al inmueble vía escalamiento y en forma sorpresiva atacó violentamente al dueño de casa". Después de golpearlo con un objeto contundente en la cabeza, Soto apuñaló a Bulnes en el abdomen y tórax en decenas de ocasiones. Luego robó varias pertenencias y, antes partir, prendió fuego a papeles junto al cadáver de su víctima con el fin de borrar huellas. Sin embargo, el incendio fue sofocado por bomberos antes que se expandiera. El crimen quedó al descubierto alrededor de las 6:00 horas luego de que un sargento de Carabineros que pasaba frente a la vivienda de Bulnes observó que ésta se incendiaba. Inmediatamente intentó alertar a los moradores, pero al constatar que nadie acudía a su llamado, ingresó a la fuerza al recinto. Allí el carabinero encontró el cuerpo sin vida del filósofo junto a un escritorio en llamas. Los restos de Bulnes están siendo velados en la Iglesia de la Gratitud Nacional, en el centro de Santiago. José María Bulnes Aldunate, que vivió su exilio en México, es considerado como un destacado intelectual: fue maestro de generaciones y colaboró con grandes pensadores chilenos como Humberto Maturana y Francisco Varela. En México también tejió vínculos con destacados intelectuales y periodistas entre ellos, el director fundador de la revista Proceso, Julio Scherer García. Es autor del libro Unidad y testimonio de las grandes letras hispanoamericanas (CIDOC, Cuernavaca, 1970) entre otras muchas publicaciones. Junto con Carlos Ossandón, Mario Berríos, Luis Torres y otros académicos, dio vida a la Universidad Arcis, centro de estudios que en las últimas dos décadas ha cobijado parte importante del pensamiento crítico chileno.

Comentarios