Medidas de austeridad desatan la anarquía en Grecia

lunes, 13 de febrero de 2012 · 20:42
MÉXICO, D.F. (apro).- La aprobación del paquete de austeridad que librará a Grecia de la bancarrota fue enmarcada por la peor irrupción social desde 2008, según el primer ministro helénico Lucas Papademos. Edificios de Atenas y otras ciudades ardieron en llamas mientras el parlamento griego aprobaba las medidas de austeridad que demandaba la troika integrada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y la Unión Europea (UE). La policía de Atenas informó que los disturbios generados por la aprobación de las medidas de austeridad dejaron al menos 130 detenidos y unos 100 heridos, de los cuales 68 son elementos de seguridad. Además, unas 150 tiendas fueron saqueadas y se registraron incendios en 48 edificios. Las bombas callejeras resonaban afuera del Congreso, mientras los legisladores iniciaban la discusión con el debate de la reducción de mil 350 millones de dólares en salarios, pensiones y plazas laborales que los griegos afirman minará su calidad de vida. Ya de madrugada, los miembros del parlamento apoyaron la reducción del 20% al salario mínimo que era de mil dólares y quedó en 800 dólares. Aprobaron también la eliminación de 15 mil empleos de la burocracia y la disminución del gasto público en dos mil 500 millones de dólares así como la reducción de 15% a las jubilaciones complementarias y los programas de retiro para los trabajadores del Estado. Con la aprobación de esas medidas, se prevé que la troika otorgue un paquete de rescate a Grecia, equivalente a 170 mil millones de dólares y así evitar la quiebra. Dichos recursos de rescate son indispensables para este país porque el 20 de marzo vence el plazo de un pago de la deuda griega en manos de la banca privada, que representa un desembolso de 19 mil millones de dólares que el gobierno no tiene. Para los partidos políticos del país mediterráneo, las medidas adoptadas suponen un “duro golpe” sobre la calidad de vida de los habitantes pero de no haberlas aprobado, habría significado “un futuro de miseria fuera de la zona euro”, afirmó Papademos. “La ley debe pasar a medianoche porque al llegar la mañana del lunes, la banca y los mercados financieros deben tener el mensaje de que Grecia puede y quiere sobrevivir”, declaró por su parte el ministro de finanzas, Evangelos Venizelos, al comienzo de la sesión dominical. “La opción no está entre sacrificios o ningún sacrificio, sino entre sacrificios u otros inimaginables más severos”, alertó el ministro al poner en perspectiva las consecuencias entre aprobar o no el paquete de austeridad. Afuera del parlamento miles de ciudadanos, 80 mil según la policía, protestaban furiosos por la aprobación de la mayoría del Congreso de las reformas. Los saqueos se propagaron por todo el centro de Atenas y al menos 48 edificios fueron incendiados en medio de protestas masivas, entre ellos una sucursal bancaria, dos salas de cine cerrada, una concesionaria de teléfonos celulares, una tienda de cristalería y una cafetería, informó el Departamento de Bomberos. Uno de los cines que fue incendiado, el Attikon, de estilo neoclásico, fue construido en 1870; el otro, el Asty, fue usado por la Gestapo como cámara de torturas durante la II Guerra Mundial. Algunos con el rostro cubierto lanzaron bombas caseras y granadas contra el edificio del parlamento, de hecho un legislador de izquierda dijo durante la jornada legislativa que el gas había penetrado la Cámara. Los más moderados, levantaron pancartas en las que llamaban al levantamiento popular pedían a los legisladores no echar a la basura “todo lo que hemos alcanzado” y justificaban las acciones señalando “somos nosotros o ellos”. Los disturbios se extendieron hasta las islas de Corfu y Creta y a la ciudad Tesalónica. Además de los 80 mil manifestantes en Atenas, la policía reportó otros 20 mil en Salónica que afirman que su calidad de vida se verá afectada y las propuestas aprobadas llevarán a la población a la miseria. Los legisladores del PASOK y del partido conservador Nueva Democracia habían amenazado con oponerse a la iniciativa, sin embargo la coalición de la Cámara que apoya a Papademos es mayoría, lo que aseguró la aprobación del paquete de austeridad, con 199 de los 300 votos de los legisladores. De los tres partidos que gobiernan en coalición Grecia, 40 parlamentarios no apoyaron el paquete, por lo que fueron expulsados de las filas de sus organizaciones. Desde el sábado el primer ministro ya había advertido que rechazar las condiciones de Europa implicaría un “colapso económico y una explosión social”. En un mensaje transmitido por televisión el fin de semana dijo que sin las medidas de austeridad “el país se dirigiría a la recesión, la inestabilidad, el desempleo y la miseria, lo que tarde o temprano expulsaría al país del euro”. Sin embargo, las medidas de austeridad que exige la troika a cambio del crédito, han provocado fuerte agitación social y huelgas generales que no se han detenido. Los recortes Entre las principales medidas de austeridad convenidas entre el gobierno de Grecia y sus acreedores públicos se encuentran además del recorte a los salarios, nuevos ahorros presupuestales, reformas estructurales y un calendario de privatizaciones. Durante este año, los recortes que se prevén son: reducción de gastos en medicamentos de mil 76 millones de euros y de horas suplementarias para médicos en hospitales por un valor de 50 millones de euros. Recorte de 300 millones de euros en gastos militares, supresión de 500 cargos de alcaldes, adjuntos y personal de instituciones locales por un monto de 30 millones de euros y la reducción de gastos al gobierno central vinculados a elecciones por 270 millones. También se prevé la reducción del presupuesto de inversión pública en 400 millones de euros y la reducción de jubilaciones o de las jubilaciones complementarias que generarán un ahorro de 300 millones. Otro ahorro de 325 millones de euros será definido e implementado tras una consulta que se realizará a la troika: la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI. Respecto a las privatizaciones que se vislumbran para el primer semestre destacan las compañías de Gas (Depa), de aguas (Eydap-Eyath), la petrolera (Helpe) y la de juegos (Opap). La meta de estas privatizaciones es obtener cuatro mil 500 a fines de 2012, y otros 15mil millones antes de fines de 2015. Antes de septiembre de este año, se aumentarán los controles fiscales, se contratarán controladores, cerrarán oficinas de impuestos ineficaces, se implementará la red informática de percepción y se prepara un plan anticorrupción. Asimismo, antes de que concluya el año unos 15 mil asalariados públicos serán enviados a la reserva de mano de obra y percibirán sólo el 60% de su salario base, y al cabo de un año serán despedidos o en dos si están cercanos a la jubilación, de acuerdo con las medidas aprobadas. La Comisión Europea celebró la aprobación del parlamento del nuevo plan de rigor y la consideró un “crucial avance” hacia la concesión de nuevos préstamos a Grecia y la reducción de parte de su deuda. Olli Rehn, comisario europeo de Asuntos económicos, señaló que la aprobación "demuestra la determinación del país de poner fin a la espiral de la deuda" y dijo estar confiado de que las demás condiciones impuestas a Atenas serán cumplidas antes del miércoles. El paquete aprobado será conocido y evaluado el próximo miércoles por los ministros de Finanzas de la Unión Europa (UE), a fin de determinar si ratifican la ayuda financiera por 170 mil millones de dólares (130 mil millones de euros).