Al-Assad apoyará esfuerzos para estabilizar Siria: canciller ruso

martes, 7 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente de Siria, Bashar Al-Assad, se comprometió hoy a apoyar cualquier esfuerzo por estabilizar su país, dijo el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, luego de entrevistarse con el mandatario árabe. Además, dijo el canciller ruso, en breve el mandatario sirio anunciará la fecha para el referendo sobre una nueva Constitución y cuya redacción está terminada. El sábado pasado, Rusia y China ejercieron su derecho de veto para rechazar una resolución del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que impulsaron 13 países occidentales y árabes para condenar la represión en Siria que, según opositores al régimen, ha dejado unos 6 mil muertos desde marzo de 2011. Según el embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, su país se vio obligado a vetar la resolución de condena a Siria, debido a la "impaciencia occidental" y adelantó que no habrá pronto un pronunciamiento en torno del tema. "Nuestros colegas occidentales se han quejado de nosotros, pero fueron ellos quienes nos decepcionaron con su impaciencia. Se dejaron llevar por la emoción", dijo Churkin en rueda de prensa en la sede central de la ONU en Nueva York. “Si hubiéramos trabajado dos o tres días más, se hubiera podido adoptar una resolución por consenso en el Consejo de Seguridad hoy o mañana", señaló Churkin, quien sostuvo que Rusia trata de hacer "lo correcto" en Siria. El embajador agregó que, "con más esfuerzo" y si se hubiera hablado de las enmiendas que Moscú trató de incorporar a la resolución el mismo sábado 4, el Consejo de Seguridad hubiera podido alcanzar "un mensaje muy bueno" que le hubiera dado "un mayor margen de maniobra" al canciller ruso, Serguéi Lavrov. "Lavrov hace hoy todo lo posible en Damasco para resolver la situación", explicó Churkin en referencia a la reunión entre el responsable ruso de Exteriores y el presidente sirio, Bashar al Assad. Al término de dicha reunión, Lavrov contó a la agencia oficial Sana, que el mandatario sirio se dijo dispuesto a contribuir con los esfuerzos para estabilizar el país y afirmó que se ha alineado con el plan de la Liga Árabe adoptado el 2 de noviembre para salir de la crisis. Sin embargo, la liga árabe suspendió la semana pasada su misión de observación en Siria y denunció el recrudecimiento de la violencia. De hecho, los ministros de Relaciones Exteriores de la Liga Árabe se reunirán el próximo sábado 11 para analizar de nuevo la situación y el futuro de la misión. Desde el 26 de diciembre pasado, 165 observadores de la organización panárabe fueron desplegados con el acuerdo de Damasco para vigilar la aplicación de un primer plan de salida de la crisis, el cual incluía el cese de la violencia, la liberación de los detenidos, la retirada de los tanques de las ciudades y la libre circulación de la prensa extranjera. Pero según los delegados, ninguno de esos puntos fue respetado. No obstante, Al-Assad anunció al ministro de Exteriores ruso que pronto habrá un referendo para una nueva Constitución en Siria, una de las peticiones de los opositores al régimen que demandan cambios democráticos en el país. “El presidente Asad dijo que en los próximos días se reunirá con la comisión que redactó el proyecto de nueva Constitución. El trabajo está terminado, y ahora se anunciará el calendario del referendo sobre este documento tan importante para Siria", dijo Lavrov a corresponsales rusos en Damasco. Ya el pasado 10 de enero, Al-Assad habló del referendo para la nueva Constitución y el cual se realizaría en marzo. De acuerdo con la comisión redactora del documento, se prevé limitar el mandato presidencial en Siria a dos periodos de siete años, pero no precisan si la reforma se aplicaría a Al-Assad, quien en 2014, concluye un segundo mandato, pues lleva casi 12 años en el poder. Lavrov viajó a Damasco para hablar con el presidente sirio mientras en la ONU se opone a cualquier resolución relacionada con el conflicto sirio, debido a la reacción “indecente e histérica” que ha tenido Occidente. Dijo que vetó la resolución que condenaba la represión en Siria porque no mencionaba la necesidad para la oposición de distanciarse de los “extremistas armados”. Rusia insiste en su intención de hacer lo posible por estabilizar a Siria y favorecer la puesta en marcha de las reformas democráticas indispensables, pero la oposición se niega a negociar mientras Al-Assad no abandone el poder. En tanto, la presión de los países de occidente y árabes continúa, pues Francia, Italia, España, Gran Bretaña y Holanda han llamado a consulta a sus embajadores en Siria, mientras las monarquías árabes del Golfo Pérsico (Arabia Saudita, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Omán, Qatar y Kuwait) anunciaron en un comunicado la expulsión de los embajadores sirios en sus países y la retirada de los suyos de Damasco. El Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) "sigue con extrema inquietud y cólera la intensificación de las masacres y de la violencia en Siria, de la que no se salva ni un niño, mujer o anciano", afirma el comunicado, que acusa al gobierno sirio de "una masacre colectiva contra un pueblo inerme". Además, los países árabes sostienen que las relaciones diplomáticas “se han vuelto inútiles después de que el régimen sirio rechazara todas las tentativas y todos los esfuerzos árabes sinceros destinados a solucionar la crisis y detener el derramamiento de sangre" en Siria. Las hostilidades continuaron este martes en la ciudad de Homs, bastión de la revuelta contra el régimen, y el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos elevó la cifra de muertos de los ataques del lunes pasado a 98, de los cuales 69 murieron en bombardeos en barrios de la ciudad de Homs y en las localidades de Rastan, Qusseir y Hula. Condena México violación a derechos El gobierno mexicano, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), expresó su “profunda preocupación” por los informes de uso indiscriminado de artillería y otro material bélico por parte delas fuerzas de Estado contra civiles. "Se trata de una situación que ha agravado las violaciones a los derechos humanos en los meses recientes", señaló la dependencia a través de un comunicado. La cancillería mexicana hizo un llamado al gobierno sirio a detener el uso de la fuerza, respetar los derechos humanos y establecer un diálogo incluyente que satisfaga las legítimas aspiraciones de la ciudadanía. Asimismo, expresó su apoyo a los esfuerzos internacionales que buscan solucionar la situación actual en el marco de las instancias internacionales competentes, tanto regionales como universales y con pleno respeto al derecho internacional.