Gran Bretaña: Evasión fiscal de ricos y famosos

viernes, 23 de marzo de 2012
LONDRES (apro).- En Gran Bretaña la evasión fiscal de ricos y famosos le cuesta al erario británico más de mil 500 millones de dólares al año, un problema creciente para el gobierno de coalición que encabeza el primer ministro conservador David Cameron. Empresarios, celebridades televisivas y estrellas del mundo del espectáculo local, entre ellos el vocalista de los Rolling Stones, Mick Jagger, el exBeatle Ringo Starr y el cantante irlandés Bob Geldof, evaden al fisco al registrar sus propiedades en compañías offshore, y de esa forma evitan el pago de impuestos millonarios. Una investigación realizada el pasado domingo 18 por el dominical Sunday Times, medio propiedad del magnate australiano Rupert Murdoch, concluyó que al menos 94 mil 760 mansiones, casas de campo y hasta castillos británicos fueron registrados en compañías que tienen sus sedes en paraísos fiscales. El paraíso fiscal más utilizado por los evasores del país es la Isla de Man, en el sur de Inglaterra, en la que están registradas 23 mil 147 propiedades desde enero de 1999. En total son 122 los sitios donde muchos ricos y famosos deciden registrar sus ventas de casas británicas, incluidos Estados Unidos, Uganda y Libia, como también la República de Irlanda, Holanda y Alemania. La investigación periodística, que se basó en datos del Registro de Tierras (Land Registry), indicó que la evasión fiscal se aprovecha de viejas leyes de propiedad británicas, que permiten transferir el título de una vivienda a una compañía offshore. Ese atajo legal, que el gobierno de Cameron busca cerrar, fue empleado por Jagger, Geldof, Starr y el dueño de la principal acerera del mundo, Mittal, el indio Lakshmi Mittal, entre otros. La mayoría de las propiedades en cuestión están en el centro de Londres, que es considerado como uno de los mercados inmobiliarios más lucrativos del mundo, y donde una propiedad de lujo puede superar los 150 millones de dólares. Debido a que esas ventas son consideradas como transacciones corporativas, en lugar de simples ventas de casas, son excluidas de pagar el impuesto hipotecario. Ello significa que mientras una familia típica en el Reino Unido que compra una casa por 400 mil libras esterlinas (unos 633 mil dólares), debe pagar 12 mil libras (19 mil dólares) de impuestos de propiedad, los multimillonarios que compran a través de las firmas offshore no pagan ninguna tasa. La evasión es gigantesca en el caso de alguien que compra una propiedad de 80 millones de dólares, al evitar pagar en tasas inmobiliarias unos 4 millones de dólares al fisco. En el caso del exBeatle Ringo Starr, adquirió en 2009 una casa de campo con tierras y granja en el condado inglés de Surrey, venta que fue registrada en la isla de Jersey (sur de Inglaterra). Su compañero en los Beatles, George Harrison, adquirió su propiedad en el condado inglés de Oxfordshire en 2005, a través de una compleja transacción con una compañía también de Jersey. En el caso de Jagger, éste adquirió una propiedad de lujo en el barrio londinense de Chelsea en 2008, a través de una compañía en las Islas Vírgenes Británicas, un conocido paraíso fiscal del Caribe. Un portavoz del grupo Rolling Stones, entrevistado por el Sunday Times, admitió al semanario que Jagger no se habría beneficiado de excepción impositiva alguna, y dijo que el músico tomó la decisión de registrar la compra con una compañía offshore "por razones de seguridad". Otro músico que también habría evadido al fisco británico es Geldof, famoso por sus campañas internacionales contra la pobreza en África, quien compró sus mansiones en Londres y el condado de Kent (sur de Inglaterra) en los años noventa, a través de una compañía fantasma en la Isla de Man. Por su parte, Mittal compró en 2004 su mansión en el exclusivo barrio londinense de South Kensington, a metros del Palacio de Kensington donde vivió la princesa Diana de Gales. La compra alcanzó la cifra de 90 millones de dólares y transfirió esa compra a una compañía en el extranjero. El "rey del acero" es uno de muchos empresarios que han tomado ventaja del "agujero fiscal", lo mismo que la multimillonaria familia Hinduja, la cual posee una fortuna estimada en al menos 6 mil 500 millones de dólares. Para dar un ejemplo del problema, en la coqueta avenida de Cornwall Terrace, al norte de Londres, donde el precio promedio de una propiedad supera los 50 millones de dólares, todas las ventas de casas vendidas allí en los últimos años fueron transferidas a alguna compañía offshore en la Isla de Man. Cifras alegres El gobierno de Cameron había anunciado una serie de medidas para luchar contra los evasores del impuesto a la propiedad (stamp duty), pero lo cierto es que los ricos y famosos del país siguen evadiendo al fisco. En abril pasado, las autoridades anunciaron que la tasa a las casas de un valor superior a los 1.5 millones de dólares subiría al 5%. Y el pasado 21 de marzo, el ministro de Economía británico, George Osborne, anunció ante el Parlamento –durante la presentación del Presupuesto para el período fiscal 2012-2013– que se aumentará el impuesto a las ganancias para sueldos elevados, y se pondrán más trabas para la evasión fiscal, principalmente en el caso de adquisición de bienes multimillonarios. A pesar del desangrado de dinero de ricos y famosos, Osborne se mostró optimista por la evolución de la economía, al pronosticar que el Producto Interno Bruto (PIB) británico crecerá 0.8% en 2012, una décima más de lo augurado en noviembre, y 2% en 2013, frente al 2.1% previsto anteriormente. Según Osborne, la economía británica "evitará la recesión técnica al registrar crecimiento en el primer trimestre", y crecerá en 2013 alrededor de 2%, mientras que acelerará su expansión en 2014 hasta 2.7% y 3% en los dos años siguientes. "El endeudamiento se reducirá este año a 126 mil millones de libras (144 mil 827 millones de euros), lo que representa mil millones menos de lo previsto anteriormente y unos 30 mil millones de libras menos que antes de mi llegada al Ministerio", dijo Osborne, al confirmar que Gran Bretaña se encuentra "en curso de cumplir su objetivo y eliminar el actual déficit estructural para 2016-2017". Como parte del anuncio, el ministro también confirmó que elevará a 7% el impuesto a las ventas de viviendas de más de 3.1 millones de dólares, y a 15% a casas de más de ese valor, pero compradas a través de compañías offshore. Osborne dijo que aquellos que compran las casas más caras del país deben contribuir a que Gran Bretaña se recupere económicamente. "Es justo que cuando el dinero escasea, y tantas familias necesitan de ayuda, aquellos que compran las casas más caras contribuyan más", dijo el funcionario conservador, exestudiante de la exclusiva escuela de Eton y miembro de la aristocracia británica. La medida de Osborne afecta, según cifras oficiales, a una ínfima minoría de Gran Bretaña. Las más recientes estadísticas del Registro de Propiedad muestran que en noviembre de 2011 se vendieron 121 casas por más de 3.5 millones de dólares en Inglaterra y Gales, sólo 0.2% de las 57 mil 967 viviendas vendidas ese mes en el país. De esas 121 propiedades multimillonarias, 98 eran de Londres. Sin embargo, la medida de Osborne le generará al erario al menos 237 millones de dólares en el período fiscal 2012-2013, y hasta 475 millones para 2016-2017. El ministro de Economía confirmó además que las compañías extranjeras que sean dueñas de propiedades residenciales en el Reino Unido, por un valor superior a 3.1 millones de dólares, deberán pagar el impuesto a las ganancias a partir de abril de 2013. "Esto lo único que propiciará es que Gran Bretaña sea menos atractiva para los inversores extranjeros", se quejó Toby Ryland, contador del grupo Blick Rothenberg. Queda por ver si las medidas anunciadas en el Parlamento británico pondrán fin a la creciente evasión impositiva de ricos y famosos, llevarán justicia fiscal y mejorarán la redistribución en materia impositiva, cuando el país atraviesa la peor crisis económica desde la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Comentarios