Acepta Siria plan de paz de la ONU

martes, 27 de marzo de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).- El gobierno de Siria aceptó el plan propuesto por el enviado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan, para poner fin al derramamiento de sangre en el país, donde más de 9 mil personas han perdido la vida desde que comenzaron las protestas contra el régimen de Bachar al Assad, hace más de un año. De acuerdo con el vocero de Annan, Ahmad Fawzi, la aceptación de la iniciativa –que incluye un alto el fuego por parte de las fuerzas sirias, una tregua diaria de dos horas en la lucha para retirar a los heridos y trasladar asistencia humanitaria, así como conversaciones integrales para una solución política– fue anunciada en una carta dirigida al enviado de la ONU. En un comunicado, Annan señaló que la luz verde al plan por parte del régimen sirio es un importante paso que puede traer el fin de la violencia y el derramamiento de sangre, ayudar a los que sufren y crear una atmósfera conducente a un diálogo político "que cumpla las aspiraciones legítimas del pueblo sirio". Mientras tanto, la agencia noticiosa estatal siria aseguró que el presidente Assad viajó al vecindario de Baba Amr, que estuvo en poder de los rebeldes. En ese sitio, cientos de personas perdieron la vida. Según e grupo Observatorio Sirio de Derechos Humanos, de Gran Bretaña, en el ataque de este martes cuatro personas murieron en Idlib, la capital provincial del mismo nombre, que por varios meses estuvo bajo control de los rebeldes. Asimismo, dijo, seis personas murieron en los suburbios de Zabadani y Douma en Damasco, en la ciudad central de Homs y en la región oriental Deir el-Zour. Por separado, el coordinador de la ONU para Oriente Medio, Robert Serry, aseguró que el número de muertos en la crisis que vive Siria desde que comenzaron las protestas contra el régimen de Bachar al Assad supera los 9 mil. Al dar a conocer al Consejo de Seguridad de la ONU un informe sobre la situación en Oriente Medio, Serry pidió al gobierno sirio dar "pasos inmediatos" después de que Al Assad aceptara los seis puntos propuestos por el enviado especial de Naciones Unidas y la Liga Árabe al país árabe, Kofi Annan. "El gobierno sirio debe actuar acorde con sus compromisos y demostrar al pueblo que está listo para el cese de la violencia y el inicio de un diálogo político", aseguró, al tiempo que explicó que las cifras más creíbles que maneja el organismo sitúan a los fallecidos por encima de las 9 mil personas. Subrayó que en estos momentos es "urgente" detener los combates y evitar "un mayor agravamiento del conflicto", por lo que invitó a las autoridades sirias a avanzar en su colaboración con Annan después de que aceptaron las propuestas del enviado, que cuentan con el respaldo del Consejo de Seguridad. Serry insistió ante el Consejo de Seguridad que en estos momentos "el apoyo de todos los actores claves e internacionales es crucial para garantizar la segura aplicación del plan (de Annan) en todos los niveles". Agregó que también es clave "para crear las condiciones adecuadas para iniciar un proceso político auténtico que dé respuesta a las aspiraciones democráticas del pueblo sirio". El gobierno sirio aceptó el plan de Annan después de que éste se reunió en Moscú con el presidente ruso, Dmitri Medvédev, y el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, y el mismo día en que viajó a China para reunirse con el primer ministro, Wen Jiabao. En dos ocasiones, Rusia y China han vetado una resolución de condena al régimen sirio en el Consejo de Seguridad, pero la semana pasada aprobaron, junto al resto de miembros, una declaración presidencial, dando pleno apoyo a la misión mediadora del exsecretario general de la ONU.

Comentarios