Acepta Videla que ordenó asesinar y desaparecer a más de 7 mil personas

viernes, 13 de abril de 2012
MÉXICO, D.F., 13 de abril (apro).- El exdictador argentino Jorge Rafael Videla, quien purga cadena perpetua en la cárcel Campo de Mayo, reveló hoy que durante el régimen militar (1976-1983) fueron asesinadas y desaparecidas de siete mil a ocho mil personas. En declaraciones al escritor Ceferino Reato, que fueron reproducidas por los diarios argentinos La Nación y Perfil en sus portales electrónicos, Videla confesó que ordenó la desaparición de las víctimas “para no provocar protestas dentro y fuera del país”. Los dichos de Videla, quien encabezó el golpe de Estado que depuso a la presidenta Isabel Perón el 24 de marzo de 1976, fueron recogidos por Reato en un libro de próxima aparición y cuyos pormenores fueron divulgados por ambos diarios. Después de 31 años de silencio, el exdictador reconoció las miles de desapariciones de opositores al régimen que dio origen a la organización las Madres de Plaza de Mayo; sin embargo, justificó su proceder: “no había otra solución”. “Cada desaparición puede ser entendida ciertamente como el enmascaramiento, el disimulo de una muerte", admitió. A lo largo de varias horas de entrevistas plasmadas en el libro, Videla, de 86 años de edad, subrayó que la cúpula militar estaba de acuerdo con los asesinatos y posterior desaparición de los cadáveres. “Eran el precio a pagar para ganar la guerra contra la subversión y necesitábamos que no fuera evidente para que la sociedad no se diera cuenta”, argumentó. Como rezaban el lema del régimen militar, los miles de muertos y desaparecidos eran parte del Proceso de Reorganización Nacional, con el que llegó al poder. “Había que eliminar a un conjunto grande de personas que no podían ser llevadas a la justicia ni tampoco fusiladas", dijo. También reconoció que hizo desaparecer cuerpos de personas muertas en tiroteos, como el del jefe del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), Mario Santucho. “Era una persona (Santucho) que generaba expectativas; la aparición de ese cuerpo iba a dar lugar a homenajes, a celebraciones. Era una figura que había que opacar", dijo. El exrepresor aclaró que durante la dictadura argentina no se utilizó el concepto "solución final", sino el de "disposición final" para justificar los asesinatos. De acuerdo con los organismos de derechos humanos, durante la dictadura argentina, que concluyó en 1983, fueron desaparecidas 30 mil personas luego de haber sido llevadas a los centros clandestinos de detención.

Comentarios