Se disculpa el rey Juan Carlos por viaje de safari a África

miércoles, 18 de abril de 2012
MADRID (apro).- El rey Juan Carlos se disculpó hoy ante los españoles luego de la cascada de críticas que provocó la fotografía en que aparece junto a un elefante muerto en Botsuana, África, donde  estuvo de cacería, en plena crisis en su país. “Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir”, dijo el monarca español al salir del Hospital USP San José de Madrid, donde fue intervenido quirúrgicamente a raíz de la fractura de cadera que sufrió en su viaje de cacería. Ante las cámaras de televisión, dijo: “Agradezco al equipo médico y a la clínica cómo me ha tratado. Estoy deseando retomar mis obligaciones. Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir. Gracias a todos vosotros por haber estado aquí durante tanto tiempo”. La mayor parte de las críticas al monarca iban en el sentido de que realizó su viaje en plena crisis, justo la semana que la economía española sufrió el mayor embate de parte de los mercados, y con más de cinco millones de desempleados en el país. Asimismo, por el secretismo con el que se condujo porque del asunto se supo, debido a la lesión que sufrió. Comentaristas de diversos medios han asegurado que ni el gobierno de Mariano Rajoy sabía a ciencia cierta dónde estaba el rey, pues sólo les avisó que estaría unos días fuera. Las declaraciones del monarca tienen lugar el mismo día que el periódico El Mundo reveló que el empresario saudí Mohamed Edad Kayali, residente desde hace años en España, fue quien invitó al rey a la cacería y fue quien pagó el viaje. Con base en fuentes conocedoras del viaje, el rotativo señala que este empresario saudí, que cuenta con propiedades en Madrid y Marbella, suele actuar como representante de la casa real de Arabia Saudí en España, cuyos negocios defiende e impulsa. Por otro lado, el parte médico que permitió salir al monarca del hospital, indica que el rey Juan Carlos evoluciona de forma “muy positiva” de la intervención de cadera a la que fue sometido la madrugada del sábado 14, luego de ser transportado vía aérea de Botsuana a Madrid. El parte médico fue leído por Javier de Joz, director gerente de la clínica y está firmado por el médico que le intervino, de apellido Villamor, y del jefe del servicio médico de la Casa Real, Avelino Barros. Una de las mayores polémicas por este viaje surgió a raíz de que se difundieron fotografías del rey Juan Carlos empuñando su rifle de caza ante un elefante abatido por los cazadores. Los partidos políticos PP y PSOE hicieron declaraciones sumamente moderadas sobre las actividades privadas del rey, sin embargo, otros, como Izquierda Unida (IU) lanzó una dura crítica por considerar que el monarca debe notificar sobre sus viajes, por ser el jefe del Estado y le demandaron una mayor transparencia. Soraya Rodríguez, portavoz del PSOE en el Congreso dijo un día antes que el rey debía ofrecer alguna declaración pública sobre su polémico viaje a Botsuana, ya que está al tanto del “malestar, la incomprensión y la indignación” que se provocó. Está previsto que el viernes el rey retome su agenda de trabajo y celebre un encuentro con el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, al regreso de éste de su viaje por México y Colombia.  

Comentarios