Represalia española: frena la compra de biodiesel argentino

viernes, 20 de abril de 2012
MADRID (apro).- El gobierno español ordenó emitió hoy una orden para frenar la entrada a España de biodiesel procedente de Argentina, como primera medida en contra de la decisión de la presidenta de ese país sudamericano, Cristina Fernández de Kirchner, de expropiar el 51% de YPF, la filial de la petrolera hispana Repsol. En conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría anunció que este sábado entra en vigor la orden de asignación elaborada por la administración anterior, de José Luis Rodríguez Zapatero, para frenar el carburante que provenga del país sudamericano. Anunció que esta es la primera de una serie de medidas “claras y contundentes” contra la decisión del gobierno argentino en torno a la expropiación de la filial de Repsol. La medida es un mecanismo de protección a la industria nacional frente a las importaciones de terceros países, y el gobierno anunció que, de acuerdo con el último anuario de Aduanas, Argentina exportó a España alrededor de 430 mil toneladas de biodiesel, lo que supone el 53% del total de las importaciones españolas de este producto. La secretaría de Comercio española precisó que las compras de biodiesel a Argentina han pasado de 90 a 700 millones de euros, prácticamente la totalidad de los 706 millones de euros que España adquirió en los últimos años. El otro país proveedor es Indonesia. Es un producto que por razones arancelarias, Argentina opera con ventaja competitiva estimada en más de 100 euros por tonelada de biodiesel. El gobierno anterior pospuso la entrada en vigor de la orden por las presiones del gobierno argentino. Dichas exportaciones inclinan la balanza comercial entre ambos países a favor de Argentina. Las importaciones españolas de productos argentinos sumaron mil 770 millones de euros, frente a las exportaciones que ascendieron a 824 millones de euros. La vicepresidenta Sáenz de Santamaría celebró que la Eurocámara haya tomado las primeras medidas contra Argentina, en respaldo a España. En Estrasburgo, el Parlamento Europeo instó a la Unión Europea a suspender parcialmente las ventajas arancelarias que concede a Argentina, como respuesta a la decisión de expropiar YPF. Y la Comisión Europea estudia eventuales represalias a Argentina por este caso. La vicepresidenta celebró el respaldo de los países de Iberoamérica a España en este caso. “El gobierno seguirá buscando medidas y acciones de naturaleza diplomática en todos los foros porque eso es nuestra obligación, proteger los intereses españoles porque muchos son pequeños accionistas en esa empresa”, puntualizó.

Comentarios