Cae en Suiza sospechoso de planear el fallido ingreso de Saadi Gadafi a México

lunes, 30 de abril de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Riadh Ben Aissa, el empresario tunecino canadiense que intento facilitar el ingreso a México de Saadi Gadafi, hijo del líder libio Muamar Gadafi, fue detenido y consignado este lunes en Ginebra, Suiza, acusado de corrupción, estafa y lavado de dinero. El exresponsable de la firma canadiense reingeniería SNC-Lavalin, junto con otro directivo de dicha empresa, contrataron a la consultora Cynthia Vanier, quien se encuentra presa en esta ciudad, para ingresar ilegalmente al país al hijo del asesinado líder libio Muammar Gaddafi, según la fiscalía suiza. "Se le acusa de actos de corrupción, estafa y lavado de dinero vinculados a negocios realizados en África del norte", dijo la portavoz de la Fiscalía. A finales de enero, las autoridades mexicanas acusaron a Vanier, de nacionalidad canadiense, a un danés y a dos mexicanos de elaborar un fallido plan para el ingreso clandestino a México de Saadi. Ben Aissa fue despedido en febrero por su empresa, presente en un centenar de países, la cual también es objeto de una investigación sobre la naturaleza de sus negocios. Una investigación interna de SNC-Lavalin, demostró, entre otros, que Ben Aissa había realizado negocios ilegales en África del norte y había recibido autorizaciones para entregar 56 millones de dólares por contratos misteriosos. Según diversas fuentes de prensa, estos contratos nunca existieron.

Comentarios