Daña imagen de la Santa Sede caso Vatileaks: Benedicto XVI

miércoles, 30 de mayo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El Papa Benedicto XVI no piensa renunciar al trono pontificio, a raíz de la crisis provocada por la filtración de documentos confidenciales de la Santa Sede, señaló hoy Federico Lombardi, vocero del Vaticano. En un encuentro con la prensa, realizado en la oficina de información de la Sede Apostólica, Lombardi señaló que el Papa está firme ante dicha crisis, conocida como Vatileaks: “El Papa tiene una actitud de firmeza en la prueba, de confianza y de esperanza. Considera que (por el Vatileaks) existe una imagen falsa de la Santa Sede, exageradamente negativa, que no corresponde a la realidad”. Agregó que la versión sobre la posible renuncia del Papa son meras “elucubraciones” que se hacen algunas personas de manera individual, pero que no corresponden al pensamiento de la Iglesia ni de la curia romana. Lombardi también resaltó que el actual escándalo no ha debilitado la confianza de Benedicto XVI en sus subalternos: “El Papa tiene confianza en sus colaboradores, siente que han sido injustamente descritos de modo negativo y, por lo tanto, tiene una palabra de sostén para ellos”. Y señaló que la figura papal no ha sido puesta en entredicho en la actual andanada de críticas: “Muchos de los que se han movido con agresividad contra la Iglesia y el Vaticano, en su crítica no han involucrado al Papa como persona. Es demasiado evidente que él está por encima”, dijo. Hasta el momento, la única persona que formalmente está acusada de filtrar a la prensa documentos reservados del Vaticano es el mayordomo del Papa, Paolo Gabriele, aunque todavía no se demuestra su culpabilidad.

Comentarios