Persiste vendaval sobre España pese a elecciones en Grecia

lunes, 18 de junio de 2012
MADRID (apro).- Un día después del respiro que las elecciones en Grecia dieron a la zona euro, los nubarrones de la desconfianza se cebaron sobre España: la prima de riesgo sobre la deuda española marcó nuevos máximos históricos al alcanzar este lunes 589 puntos básicos. La rentabilidad del bono español a diez años también marcó el récord de 7%, lo cual genera la impresión de que los mercados han cerrado la puerta a la financiación de España, apuntan las agencias especializadas. España se coloca, con su prima de riesgo, más cerca de los niveles más próximos a los de Irlanda, un país que ya fue rescatado. Estos resultados de la jornada en los mercados de este lunes se dan solo unas horas de que el presidente español, Mariano Rajoy, a su arribo a Los Cabos, en Baja California, valoró positivamente los resultados de las elecciones legislativas griegas. “Son una muy buena noticia para Grecia, para Europa, para el euro, u también para España”, señaló en este puerto mexicano, donde participa desde este lunes en las sesiones de la Cumbre del G-20. La crisis financiera en Europa –y España es uno de los países europeos con mayores dificultades—será el centro de las discusiones entre las principales economías del mundo, donde España acude como invitado permanente, por no pertenecer a este grupo. El mandatario español expresó su beneplácito por los resultados electorales tras que se conociera que el partido conservador Nueva Democracia se proclamara vencedor en los comicios griegos. Este partido político se pronunció a favor del plan de ajuste acordado por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), para reforzar al euro. Rajoy consideró que estos resultados reforzarían a la Unión Europea y que Grecia empezaría a ver los efectos favorables de la decisión tomada por los ciudadanos. Pero el alivio proporcionado por la victoria de los conservadores en Grecia duró muy poco, con la desconfianza de los mercados sobre la economía española, ni calmaron la tensión. A primera hora de la jornada de hoy, la prima de riesgo se situaba por debajo de los 530 puntos básicos –el viernes cerró en 543 puntos—, pero después se disparó a 585 y cerró en 589 puntos.

Comentarios