Asilo a Assange confronta a gobiernos de Ecuador y Gran Bretaña

jueves, 16 de agosto de 2012

MÉXICO, D.F. (apro).- En medio de amenazas del gobierno británico de tomar por asalto la Embajada ecuatoriana, el canciller de ese país, Roberto Patiño, anunció la decisión del gobierno de Rafael Correa de conceder asilo político al fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

En rueda de prensa, en la sede de la cancillería, Patiño señaló que la decisión del gobierno ecuatoriano se sustenta en el derecho internacional y en la consideración de que la vida de Assange corre peligro, si finalmente es extraditado a Estados Unidos, porque podría ser sometido a un juicio injusto dirigido por militares.

“El gobierno de Ecuador, fiel a su tradición de proteger a quienes buscan amparo en su territorio, en los locales de sus misiones diplomáticas, ha decidido conceder asilo diplomático al ciudadano Julian Assange en base a la solicitud presentada”, anunció Patiño.

Dijo que el gobierno ecuatoriano confía en que el Reino Unido ofrecerá las garantías o el “salvoconducto correspondiente” para que Assange pueda llegar a Ecuador. Desde el 19 de julio pasado el activista australiano se encuentra refugiado en la Embajada ecuatoriana en Londres.

Además, Patiño anunció que ha pedido a organismos de integración de la región que se convoque a reuniones urgentes para analizar el caso y fijar una postura a ese nivel.

Incluso mencionó la posibilidad de que se reúnan este sábado en Quito con sus colegas de la Alianza Bolivariana para Nuestra América (Alba) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

José Miguel Insulza, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), ofreció convocar lo más pronto posible a una asamblea general extraordinaria con los cancilleres para tratar “este delicado tema”.

Patiño indicó que la concesión de asilo a Assange obedece al temor de éste a una eventual persecución política que podría sufrir por parte de Estados Unidos, que podría valerse de su extradición del Reino de Suecia para obtener a su vez la extradición ulterior a aquel país.

Los abogados de Assange temen que de ser extraditado a Estados Unidos, pueda ser juzgado y condenado a cadena perpetua o a muerte por la “desclasificación de información comprometedora” para Washington.

Assange es requerido por las autoridades suecas por supuestos delitos sexuales contra dos mujeres de ese país, a las que conoció en Estocolmo en agosto de 2010.

El canciller ecuatoriano comentó que en su petición de asilo, Assange argumentó que es víctima de una persecución en distintos países que deriva de sus ideas y acciones, y de su trabajo al publicar información que compromete a los poderosos, “de publicar la verdad y, con ello, desenmascarar la corrupción y graves abusos a los derechos humanos de ciudadanos alrededor del mundo”.

Basado en la “evidencia jurídica” del gobierno de Ecuador, añadió, tiene fundamento la teoría de que si Assange es extraditado a Estados Unidos “no tendría un juicio justo, podría ser juzgado por tribunales especiales o militares” y podría ser sometido a tratos crueles o degradantes, dijo.

Añadió que Ecuador cree que “se han menoscabado los derechos procesales del señor Assange” y que tampoco cuenta con el auxilio de Australia, su país de origen.

“El gobierno del Ecuador considera que estos argumentos dan sustento a los temores de Julian Assange, en tanto éste puede ser víctima de una persecución política como consecuencia de su defensa decidida a favor de la libertad de expresión y de la libertad de prensa”, señaló Patiño.

Respecto a la amenaza explícita del Reino Unido de que podría tomar por asalto la sede de la Embajada de Ecuador en Londres para arrestar a Assange, el canciller ecuatoriano dijo no ha recibido hasta el momento una disculpa, desmentido o rectificación del escrito enviado por el gobierno británico.

La concesión de asilo de Ecuador a Assange fue este día uno de los temas más comentados en las redes sociales, específicamente en Facebook y Twitter, donde decenas de usuarios expresaron su apoyo al gobierno ecuatoriano. El nombre de Julian Assange se convirtió en Trending Topic mundial.

A través de su cuenta en Twitter @RicardoPatinoEC, el canciller agradeció las muestras de apoyo de los cibernautas.

“Gracias por miles de muestras de respaldo a la decisión soberana de Ecuador de conceder asilo a Julian Assange”, escribió.

Assange publicó su agradecimiento al gobierno de Ecuador a través de Twitter: “Gracias Ecuador, y a ustedes”, escribió luego de que el canciller ecuatoriano anunciara la decisión de otorgarle el asilo.

No obstante, el activista australiano, dijo que teme que las cosas sean “más estresantes ahora”, porque Reino Unido debe otorgar un salvoconducto, documento que no está dispuesto a dar.

Reino Unido niega salvoconducto a Assange

Como lo temía Assange, Reino Unido decidió negarle el salvoconducto para salir del país. El anuncio lo hizo el canciller William Hague poco después de que Ecuador le concedió el asilo diplomático.

“No hay bases legales para que lo hagamos”, afirmó Hague sobre la negativa del salvoconducto británico.

Recordó que Suecia ha pedido la entrega de Assange para que responda a acusaciones de delito sexual, que él niega, y que el proceso de extradición nada tiene que ver con el trabajo de WikiLeaks ni con Estados Unidos.

Antes, tras conocer la decisión de Ecuador, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Reino Unido ya había manifestado su decepción por la decisión del gobierno de Ecuador de conceder asilo a Assange y que ésta no afectaría su obligación de extraditarlo a Suecia.

“La decisión del gobierno ecuatoriano no cambia la obligación legal del Reino Unido para la extradición de Assange a Suecia”, indicó la cancillería británica en una breve declaración publicada en el sitito de internet de la BBC, poco después de que se conoció la decisión de Ecuador.

“Bajo nuestra ley, el señor Assange pudo haber agotado todas las opciones de apelación, las autoridades británicas están bajo una obligación de extraditarlo a Suecia”, subrayó el gobierno británico y expresó su interés en alcanzar una “solución negociada” en el caso del periodista australiano.

Suecia reprueba decisión de Ecuador

En tanto, el gobierno sueco convocó a una reunión al embajador de Ecuador en Estocolmo para expresarle su desacuerdo con el asilo concedido al fundador de WikiLeaks, mismo que consideró  “inaceptable”.

A través de su cuenta en Twitter, el canciller sueco Carl Bildt expresó su rechazo a los argumentos vertidos por Ecuador para conceder el asilo a Assange.

“Nuestro firme sistema legal y constitucional garantiza los derechos de todos y cada uno. Rechazamos firmemente cualquier acusación contraria”, escribió.

Por su parte, Anders Joerle, portavoz del Ministerio de Exteriores de Suecia, dijo que las acusaciones lanzadas desde Quito para justificar el asilo son “graves”.

Consideró “inaceptable” que Ecuador quiera interponerse en el proceso judicial abierto en Suecia y en la “cooperación judicial europea”.

 

Comentarios