Renuncia Kofi Annan como enviado de ONU para Siria

jueves, 2 de agosto de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El enviado especial de Naciones Unidas y de la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, renunció hoy a su encargo, anunció este jueves el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. En un comunicado, Ban Ki-moon recordó que Annan había sido nombrado el 23 de febrero pasado, pero luego del fracaso en las negociaciones para devolver la paz a Siria, el enviado especial decidió "no renovar su mandato, que expiró el 31 de julio”. El plan de paz de seis puntos que diseñó el diplomático para poner fin al conflicto sirio --que incluía un cese de los combates entre Ejército y rebeldes y una transición política-- no llegó a cuajar nunca. Por su lado, Annan aseguró que presentó su renuncia porque no obtuvo "todos los apoyos que merecía la causa". "No recibí todos los apoyos que merecía la causa. Hay divisiones en la comunidad internacional. Todo esto complicó mi tarea", dijo Annan en una rueda de prensa en Ginebra, Suiza. En respuesta, Ban Ki-moon manifestó su "muy profundo agradecimiento (a Annan) por sus valientes y determinados esfuerzos", así como una "profunda tristeza" por su decisión. Ban informó que ya ha iniciado las conversaciones con el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, para "nombrar lo más rápido un sucesor que pueda continuar estos esfuerzos de paz esenciales". “Sigo convencido de que más derramamiento de sangre no es la respuesta, ya que cada día que pasa se torna la solución más difícil, provocando más sufrimiento para el pueblo sirio y mayor peligro para el región'', afirmó el secretario general de la ONU. En tanto, las operaciones contra enclaves rebeldes prosiguen en todo el país. Según el Observatorio Sirio de Derecho Humanos (OSDH), los episodios de violencia dejaron el miércoles anterior unos 163 muertos, entre ellos 98 civiles, 20 rebeldes y 45 soldados. Unas 276 mil personas huyeron de Siria desde el inicio de la rebelión contra el régimen en marzo de 2011, según datos de la ONU, y unas 20 mil perecieron a causa de la represión o en los combates, de acuerdo con el OSDH. Mientras, el presidente estadunidense Barack Obama aprobó hoy destinar 12 millones de dólares más a Siria en concepto de ayuda humanitaria para mitigar las "horribles atrocidades" que comete el mandatario Bashar al Asad.

Comentarios