Llevará Garzón caso Assange a la Corte Penal Internacional

jueves, 23 de agosto de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El exjuez español Baltazar Garzón anunció que recurrirá a la Corte Penal Internacional para lograr que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, sea trasladado de Londres a Ecuador. Recordó que el gobierno de Rafael Correa ya le concedió el asilo político al activista australiano, por lo que ahora su trabajo estará enfocado en trasladarlo a Ecuador para “garantizar su seguridad”. Assange, de 41 años, se encuentra refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres desde el pasado 19 de junio y se niega a salir porque teme que una vez que sea extraditado a Suecia para ser juzgado por presuntos delitos sexuales, sea requerido y entregado a Estados Unidos, donde sería procesado por “traición” al haber revelado miles de cables diplomáticos de Estados Unidos en 2010. Garzón, quien se hizo famoso por tratar de enjuiciar en 1998 al dictador chileno Augusto Pinochet, reveló en una rueda de prensa en Australia que cuenta con informaciones clave sobre las acusaciones de violación a dos mujeres en Suecia, que “causarán sorpresa” cuando sean reveladas. “No podemos divulgarlas inmediatamente, pero hemos requerido a la Fiscalía que le tome una declaración a Assange”, dijo Garzón en la conferencia de prensa realizada en Brisbane. Detalló que durante su larga reunión con Assange para definir la estrategia legal, convinieron pedir a un fiscal sueco que se traslade a Londres para tomarle declaraciones a su cliente ya que no puede salir de la Embajada ecuatoriana debido a la negativa de Londres de concederle un salvoconducto e insiste en extraditarlo a Suecia para que sea juzgado. Garzón criticó a Australia debido a que el gobierno ha ignorado las solicitudes de Assange para contar con asistencia diplomática. La solicitud más reciente la hizo a través de una carta enviada hace 15 días, pero la respuesta del gobierno australiano ha sido “completamente negativa”, dijo. “En ningún momento las autoridades consulares han visitado a Assange. Y tengo entendido que es una obligación hacerlo para con todo ciudadano australiano”, fustigó el abogado español. Este viernes los cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reunirán en Washington, para definir una postura en torno al caso de Assange y el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha expresado que espera ésta sea de “rechazo contundente” a las “amenazas” de Reino Unido de tomar por asalto su embajada en Londres para capturar al fundador de WikiLeaks. Correa dijo la víspera que quiere un “rechazo contundente de la OEA, similar al de ALBA y Unasur” anunciado el domingo pasado, en una resolución “sin ambages y sin subterfugios” para defender a un país de la región. Para lograrlo, Ecuador elaboró una propuesta de resolución en la que pide de forma explícita que los cancilleres del hemisferio occidental “condenen enérgicamente la amenaza del uso de la fuerza entre los Estados, así como reiterar la plena vigencia de los principios consagrados en el Derecho Internacional, el respeto a la soberanía y el fiel cumplimiento de los tratados internacionales”. Según el documento, dado a conocer por la agencia DPA, Correa pretende también que los cancilleres rechacen “cualquier intento que pueda significar una amenaza por parte del Reino Unido a la inviolabilidad de la misión diplomática de Ecuador en ese país” y que manifiesten su “solidaridad y respaldo” al gobierno ecuatoriano “ante la amenaza de violación del local de su misión diplomática”.

Comentarios