España se aprieta más el cinturón con alza al IVA

sábado, 1 de septiembre de 2012
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El alza del IVA en España, cuya tasa principal pasa de 18% a 21%, entró en vigor este sábado en el marco de una política de rigor sin precedentes destinada a reducir el déficit público a 6.3% del PIB. La medida fue anunciada en julio por el gobierno conservador de Mariano Rajoy. Esto implica un alza en el costo de la vida cotidiana, puesto que las cuentas de teléfono y calefacción, la ropa y los libros escolares son ahora más caros por el aumento del IVA. El alza es parte de un programa de austeridad con el que el gobierno espera recortar el déficit público en 65 mil millones de euros hasta 2014 y evitar que el país pida un rescate internacional total. La Organización de Consumidores y Usuarios ha calculado que el impacto medio para una familia será de 470 euros anuales. El gobierno espera recaudar, de esta manera, 9 mil 500 millones de euros pero ya se estima que serán 7 mil 500 millones precisamente por la pérdida de poder adquisitivo de las familias españolas. Para poner algunos ejemplos, los transportes, el agua, la hostelería y la alimentación que no se considera básica (como la carne, el pescado y los refrescos) pasan del 8 al 10%. En el caso de la electricidad, el gas y el teléfono, se aplica el 21% máximo. Igual que para la ropa, los electrodomésticos, los coches, el tabaco y el alcohol. Los grandes distribuidores, como Inditex o Mercadona, ya han anunciado que asumirán estas subidas pero es muy difícil que lo puedan hacer los pequeños comerciantes. Uno de los incrementos que ha generado más polémica es el aumento de todos los servicios culturales (excepto la prensa, los libros y los museos) directamente del 8 al 21%. O sea, en 13 puntos. Aunque la mayor subida corresponde a los 17 puntos del material escolar.

Comentarios