Anuncia España nuevo recorte por 39 mil millones de euros

jueves, 27 de septiembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Con la finalidad de detener su déficit, el gobierno español anunció que hará un nuevo ajuste de 39 mil millones de euros a su presupuesto en 2013, pese al creciente malestar social. Por segundo año consecutivo, la medida incluye el congelamiento de sueldos de los funcionarios, quienes tendrán que esperar hasta el próximo año para volver a cobrar una prima de Navidad. Dicha prestación representa 7% de su salario anual. En 2010, los sueldos de los burócratas fueron reducidos 5% y luego congelados en los siguientes años. El presidente español Mariano Rajoy se reunió hoy con el consejo de Ministros para continuar con su esfuerzo de reducir el déficit público: de 8.9 puntos que registró en 2011 a 2.8 puntos en 2014, para lo cual anunció ajustes por 150 millones de euros. Para el próximo ejercicio se prevé una reducción en promedio de 12% en el gasto conjunto de Ministerios, pero dependerá de la dependencia. Por ejemplo, la reducción para el Ministerio de Justicia será de 4% y para el de Agricultura de 30 puntos. El proyecto de presupuesto incluye los efectos del aumento del IVA y de otros impuestos, con los que el gobierno español pretende recaudar 15 mil millones de euros. Otros siete mil millones prevé obtenerlos de recortes en las Comunidades Autónomas, que gestionan los presupuestos de sanidad y educación. El resto de los ahorros resultará de la reducción de las prestaciones por desempleo y ayudas sociales, así como de la congelación de las contrataciones en el sector público. El objetivo es reducir a 4.5% el déficit en 2013. La meta para este año era llegar a 6.3 puntos. Entre las acciones para seguir reduciendo el déficit está la presentación, por parte del consejo de Ministros, de un paquete de reformas negociado con Bruselas para estimular la actividad de las empresas españolas y sus exportaciones. Según analistas, esta medida podría ser el paso previo a una solicitud de rescate global para la economía española. El pasado miércoles 26, en una entrevista con el diario estadunidense The Wall Street Jornal, el propio Rajoy reconoció esa posibilidad. "Si el coste de financiación de España en los mercados se mantuviese demasiado alto durante demasiado tiempo, puedo asegurarle al 100% que se pediría ese rescate global", afirmó. Los mercados españoles esperan la publicación –el viernes 28–de las auditorías independientes que deben determinar cuánto de los 100 mil millones de euros prometidos por la eurozona necesitará España para salvar al sector bancario, que se encuentra muy debilitado desde el estallido de la burbuja inmobiliaria española en 2008. En ese marco, miles de españoles que padecen los efectos de la crisis han salido a las calles esta semana para protestar contra las medidas de austeridad impuestas por el gobierno. El pasado martes 25, integrantes del movimiento social de los "indignados" intentaron rodear el Congreso de los Diputados en Madrid, pero fueron reprimidos por la Policía, lo que desató duros enfrentamientos. A pesar de ello, al día siguiente miles volvieron a las calles para concentrarse frente al Parlamento y lanzar consignas como "¡Gobierno dimisión!”. Este jueves realizaron una marcha bajo el lema "La Educación no es gasto, es inversión. No a los recortes", en defensa de la educación pública, que ya se vio duramente afectada por la austeridad.

Comentarios