Pide Obama una segunda oportunidad para concretar reforma migratoria

martes, 4 de septiembre de 2012
CHARLOTTE, Carolina del Norte (apro).- El presidente Barack Obama pidió a la comunidad hispana una segunda oportunidad en el gobierno para, ahora sí, impulsar una reforma integral a las leyes de inmigración. “Los demócratas están firmemente comprometidos con poner en marcha una reforma migratoria integral que apoye nuestras metas económicas y refleje nuestros valores como una nación de leyes y una nación de inmigrantes”, consigna el mandatario en la plataforma política del Comité Nacional Demócrata, que promueve su reelección. Al iniciar la primera de tres sesiones de la Convención Demócrata en esta ciudad, Obama busca ganar el voto de la comunidad hispana de Estados Unidos echando mano de una promesa de campaña que lanzó en 2008 y de la que se olvidó al llegar a la Casa Blanca en enero de 2009. El documento de 236 páginas, distribuido a los asistentes al acto, resalta que “los demócratas saben que hay un amplio consenso a favor de reparar ese sistema (migratorio) y para fortalecer nuestra economía. Que el país necesita urgentemente una reforma migratoria integral que saque a los indocumentados de las sombras y regularice su estatus migratorio, aprendan inglés y paguen impuestos antes de darles un camino a la ciudadanía”. El problema de Obama con la comunidad hispana, según algunos de sus dirigentes que asisten al evento político de Charlotte, es que al Ejecutivo ya se le olvidó que la traicionó al inicio de su gobierno. En su primera campaña presidencial, Obama prometió a los electores hispanos que si lo llevaban a la Casa Blanca en los primeros seis meses de su mandato enviaría al Congreso federal un proyecto de ley para reformar las leyes migratorias. Sin embargo, ese ofrecimiento sigue sin cumplirse a la fecha. Pese a que los votantes hispanos no tienen el poder de definir una elección presidencial en Estados Unidos, en los comicios del próximo 6 de noviembre juegan un papel importante en por lo menos dos estados. Los especialistas electorales sostienen que en Colorado y Nevada el voto hispano definirá al candidato que respaldan. Obama y su contrincante presidencial republicano, Mitt Romney, están técnicamente empatados en las encuestas de las preferencias electorales. Sin embargo, Romney, aun cuando no renuncia a ello, tampoco está apelando al voto hispano, pues lo consideraría perdido, o por lo menos eso dejó entrever durante la Convención Republicana, realizada la semana pasada en Tampa, Florida. No obstante, en su plataforma política los demócratas aseguran que la reelección de Obama implica, además de la reforma migratoria integral, mayores oportunidades económicas, educativas y profesionales para la comunidad hispana. En términos generales, Obama se postula por segunda ocasión como el candidato presidencial que tiene la solución para terminar de resolver los problemas económicos del país. Y asegura que Romney es la antitesis de lo que necesita el país en este momento, y en especial la comunidad hispana. Después de varios intentos en el Congreso federal, en julio pasado Obama tomó la decisión ejecutiva de dar a los inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran menores de 16 años la oportunidad de seguir estudiando y un permiso de trabajo por un plazo de 24 meses. Conocida como Acta del Sueño, esta acción ejecutiva de Obama fue caracterizada por los republicanos como un acto electoral que busca congraciarse con los votantes hispanos. Curiosamente, en la Plataforma Política de los demócratas no se habla de la aprobación del Acta del Sueño, asumiendo tal vez que con una reforma migratoria ya no será necesario hacer cosas adicionales en la materia. “Estas no son soluciones permanentes. Sólo el Congreso puede proporcionar una solución permanente e integral. Pero son pasos en la dirección correcta. El presidente Obama y el Partido Demócrata respaldan una reforma migratoria integral que dé prioridad, de forma inteligente, a la seguridad y a las necesidades económicas de nuestro país, mientras Romney y los republicanos se han opuesto a reformas prácticas con sentido común y han buscando sólo complacer a la extrema derecha”, se advierte en la Plataforma Política de Obama.

Comentarios