Veta Rajoy uso de salón para entrevista de periodistas con el juez Garzón; lo acusan de censor

martes, 4 de septiembre de 2012
MADRID (apro).- Por considerar que el encuentro que se realizaría el próximo miércoles 5 “no es idóneo”, el gobierno de Mariano Rajoy vetó el uso del Centro Internacional de Prensa, donde el Círculo de Corresponsales Extranjeros acreditados en España tenía organizada una reunión informativa con el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, actual responsable de la defensa de Julian Assange. “Se trata de un intento de censura y una interferencia inaceptable por parte del gobierno en el trabajo de la prensa internacional”, denunció el Círculo de Corresponsales Extranjeros en su sitio web. Los periodistas españoles y los corresponsales extranjeros han sido testigos de la creciente frecuencia con que el gobierno actual convoca a conferencias de prensa sin preguntas. Sin embargo, ahora la decisión –tomada por la Dirección General de Comunicación, que depende del Ministerio de la Presidencia– escaló, al negar el uso del Centro Internacional de Prensa para este encuentro, pese a que en el pasado se han celebrado otras reuniones con diversas fuentes, tanto del ámbito gubernamental como privado o académico. La comunicación fue enviada por Consuelo Sánchez-Vicente al periodista alemán Hans-Günter Kellner, presidente del Círculo de Corresponsales Extranjeros, que congrega a 80 periodistas de todos los países, incluido México. La responsable de la dependencia consideró que el uso de las instalaciones para ese encuentro con Garzón “no es idóneo” y es “demasiado privado”. No obstante, la funcionaria sí autorizó el encuentro del Círculo de Corresponsales con el líder de la Unión General de Trabajadores (UGT), Cándido Méndez. “No puede ser que pese a que el edificio sea titularidad gubernamental, dicha titularidad tenga como consecuencia que el gobierno dé el visto bueno al contenido de nuestras actividades. En ningún caso puede ser así”, dijo Hans-Günter Kellner. La negativa, añadió, sólo podría entenderse porque no hay disposición o porque haya un encuentro que vaya contra el código penal, por tratarse de terroristas o delincuentes, “pero no es el caso”. Los corresponsales denunciaron que “por primera vez se ha negado el uso de estas instalaciones para un encuentro informativo por el contenido del mismo”. El Círculo de Corresponsales Extranjeros organiza habitualmente encuentros con miembros destacados de la vida política y social de España, y algunos de esos actos se han organizado en el Centro Internacional de Prensa, instalaciones que se pusieron a disposición de los corresponsales por el Ministerio de Presidencia en noviembre de 2009, a fin de facilitarles su trabajo. Los periodistas denunciaron que a finales de agosto pasado el Círculo solicitó por escrito el uso del auditorio de esas instalaciones para un encuentro con Baltasar Garzón, el próximo miércoles 5, y para otro desayuno informativo con Cándido Méndez, una semana más tarde. “Las solicitudes se realizan para asegurar la disponibilidad de la sala y en ningún caso para obtener el visto bueno del gobierno sobre el contenido de los actos. En esta ocasión, la Secretaría de Estado para la Comunicación denegó el uso de la sala para el acto con Baltasar Garzón por considerarlo “no idóneo” y ser “demasiado privado”. Desde que se dio esa comunicación, el 31 de agosto, el gobierno no ha querido explicar su decisión por escrito, pese a que el Círculo de Corresponsales así lo ha solicitado. Las instalaciones del Centro Internacional de Prensa son propiedad del Estado español y gestionadas por el gobierno. Ahí realizan encuentros otras organizaciones de periodistas extranjeros y Reporteros Sin Fronteras. En declaraciones al periódico El País, Consuelo Sánchez-Vicente, responsable de la Dirección General de Comunicación, explicó que decidió no autorizar el uso del centro porque Garzón “se dedica ahora a la actividad privada, es el abogado de un particular, y las dependencias del gobierno son para actividades con personas de interés público o institucional”.

Comentarios