Endurece Obama el control de armas en EU

miércoles, 16 de enero de 2013
WASHINGTON., (apro).- El presidente Barack Obama propuso al Congreso federal prohibir la venta de armas de asalto de tipo militar y de cargadores de alta capacidad, al tiempo que emitió 23 acciones ejecutivas enfocadas a reducir la violencia con armas de fuego. “Estas son medidas de sentido común, tienen el apoyo de la mayoría de los estadunidenses”, declaró Obama en una ceremonia efectuada en la Casa Blanca. Acompañado del vicepresidente Joe Biden, de familiares de víctimas de masacres y de cuatro niños que le escribieron cartas pidiéndole que hiciera algo para contener la violencia con armas de fuego, el mandatario estadunidense develó un catálogo de propuestas que deberán ser analizadas, debatidas y sometidas a voto por el Congreso. “Será difícil --lograr la aprobación de las propuestas de ley--, pero dependerá de los congresistas”, apuntó Obama. El presidente presentó su lista de propuestas de ley al Congreso federal, entre las que destacan las siguientes: la prohibición de la venta de armas semiautomáticas y automáticas de tipo militar y de cargadores con capacidad de almacenamiento de más de 10 balas o municiones; la creación de una base de datos nacional sobre compradores de armas, y la aplicación de un programa nacional de revisión y análisis de antecedentes penales de personas que quieran comprar armas, o que ya las tengan en su poder. Paralelamente, Obama urgió al Congreso a someter a votación la nominación de Tom Jones, como director del Buro de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), organismo que desde hace seis años se encuentra acéfalo. Asimismo, pidió al Capitolio la aprobación de fondos para proveer a los estados el dinero que se requiera para contar con más elementos en sus agencias policiales. Las propuestas de ley que Obama envió al Congreso enfrentan una sólida oposición por parte de legisladores republicanos y de algunos demócratas que reciben financiamiento para sus campañas políticas de organizaciones y grupos defensores de la venta ampliada de todo tipo armas de fuego. En un claro reconocimiento de los problemas políticos que enfrentaran sus propuestas en el Congreso, el presidente Obama hizo un llamado a todos los ciudadanos de su país. “La única manera de lograr el cambio es que los constituyentes digan que es tiempo de cambiar”, puntualizó Obama, al exigirle a los electores de cada distrito del territorio estadunidense que exijan a sus representantes en el Congreso federal que apoyen las medidas que se develaron en la Casa Blanca. “Esto no ocurrirá a menos que lo demande el pueblo de los Estados Unidos”, subrayó Obama. Al tiempo que Obama daba a conocer su lista de propuestas para restringir la venta de armas, en los estados de Texas y Mississippi las legislaturas dominadas por republicanos advirtieron que harán todo lo que esté en su poder y alcance para que no se apliquen las propuestas de Obama, aun en el caso de que pudieran ser aprobadas por el Congreso federal. “Pondré todo mi poder y mi esfuerzo para lograr la aprobación en el Congreso, pero también lo debe demandar el pueblo estadunidense. “Necesitamos voces en los distritos donde es muy poderosa la voz de los defensores de la venta de armas”, añadió el presidente de  Estados Unidos. Las propuestas de Obama para controlar la venta indiscriminada de armas son resultado del trabajo que encabezó Biden en sus reuniones con 229 grupos y organizaciones sociales opositoras a la venta de armas. Las 23 acciones ejecutivas que promulgó Obama con su firma, se aplican 33 días después de la masacre de 20 niños y seis adultos en Newtown, Connecticut. “Ninguna ley puede evitar o prevenir una tragedia o actos de la gente. Pero si podemos salvar una vida, tenemos la obligación de intentarlo”, subrayó Obama, quien destacó que en los 33 días que han pasado después de la masacre de Newtown, en el país han muerto más de 900 personas por heridas infligidas con armas. En relación con las 23 acciones ejecutivas emitidas por Obama, la Casa Blanca informó que autorizan la realización de estudios sobre los efectos de la disponibilidad de todo tipo de armas en las acciones de la gente responsable de masacres. Además, que se facilita el respaldo de la colaboración de las autoridades federales con las locales, para determinar acciones que se deben tomar para prevenir que personas con problemas mentales, tengan acceso a las armas de fuego. El gobierno federal también proporcionara apoyo para informar a las sociedades sobre los riesgos que implica el que personas con problemas mentales tengan acceso a las armas, o de personas con antecedentes penales. La condición de que toda persona que quiera comprar armas de fuego no tenga antecedentes penales, como lo propone Obama al Congreso, busca también evitar la venta múltiple de armas que algunas personas usan para facilitar el tráfico ilegal de armas a otros países, como México. “Podemos respetar la Segunda Enmienda al mismo tiempo que podemos evitar que hagan daño en una escala masiva,  la gente irresponsable y los que violan la ley”, dijo Obama en la ceremonia de la Casa Blanca a la cual asistieron familiares de algunas de las víctimas de la masacre de Newtown y de otras registradas recientemente en Estados Unidos.  

Comentarios