Condenas por tragedia en estadio egipcio desatan disturbios: 30 muertos

sábado, 26 de enero de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.commx).- Al menos 30 personas murieron en disturbios en Port Said después de que un tribunal egipcio condenó este sábado a pena de muerte a 21 de los más de 70 acusados de perpetrar la matanza en el estadio de futbol de Port Said, ocurrida el 1 de febrero del año pasado y en la que murieron al menos 74 personas y más de mil resultaron heridas. La violencia fue desencadenada por manifestantes enfurecidos por el veredicto, en medio de una ola de sangrientos disturbios  que suponen un reto para los nuevos gobernantes islamistas del país. La masacre del año pasado sucedió al final del partido entre los equipos de primera división de Al Ahly y Al Masry, cuando los hinchas de este último se abalanzaron contra la hinchada visitante. La mayoría de los muertos pertenecían al grupo ultras ahlawy, como se conoce a los seguidores más fanáticos del club cairota del Ahly, el equipo más laureado del futbol egipcio. Según la agencia AFP, la corte decidió aplazar hasta el próximo 9 de marzo la sentencia para los 52 acusados restantes, puesto que la fiscalía presentó durante los últimos días nuevas pruebas que deben aún ser estudiadas en detalle por parte del tribunal. Entre los condenados a la pena capital no está ninguno de los nueve altos cargos policiales responsables de la seguridad en la ciudad de Port Said el día de la tragedia, la peor en la historia del futbol egipcio. Los 21 sentenciados serán ahora enviados al muftí de Al Azhar, la máxima autoridad religiosa del país, para que apruebe la ejecución. El veredicto suscitó reacciones diametralmente opuestas entre las aficiones de Al Ahly y Al Masry. Una nutrida representación de los familiares de las víctimas se encontraba en la sede de la Academia de Policía y expresaron efusivamente su alegría, con vítores dirigidos a Sobhi Abdelmaguid, el presidente del tribunal. La sentencia se pronunció en el mismo recinto, situado a las afueras de El Cairo, que ya fue habilitado para albergar el otro gran juicio mediático de la transición egipcia, el del expresidente Hosni Mubarak, indica AFP.  

Comentarios