Obama exige a los republicanos negociar el presupuesto 2014

martes, 1 de octubre de 2013
WASHINGTON, (proceso.com.mx).-  Aun cuando los acusó de ser los responsables del impasse político que sufre el Congreso federal, el presidente Barack Obama urgió a los legisladores republicanos a concretar un proyecto de ley con los demócratas para reanudar las actividades del gobierno federal estadunidense. Frente al cierre del gobierno federal que se inició a partir del primer minuto de este primero de octubre, el mandatario estadunidense acusó a los republicanos de ser los responsables de la situación por su afán de revocar la ley de salud pública, la cual entró en vigor al arranque del año fiscal 2014. “Una vez más”, declaró Obama en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, “urjo a los republicanos de la Cámara de Representantes a reabrir al gobierno, reiniciar los servicios públicos de los cuales dependen los estadunidenses, y que permite regresar a sus puestos de empleo a los servidores públicos que sido enviados a su casa”, agregó Obama. El cierre del gobierno federal ocurrió por la negativa de la Cámara de Representantes dominada por los republicanos para aprobar el proyecto de ley avalado por la Cámara de Senadores sobre el presupuesto para financiar al gobierno estadunidense. El rechazo de los republicanos se concentró en su insistencia de incluir, junto al proyecto presupuestal, una resolución para anular los fondos que financian la entrada en vigor de la ley de salud pública conocida como “Obamacare”. “No debió ocurrir este cierre provocado por los republicanos, pero quiero que todos los estadunidenses se enteren por qué ocurrió; los republicanos en la Cámara de Representantes rechazaron financiar al gobierno federal, a menos que le quitáramos los fondos o desmanteláramos a la ley de salud pública”, acusó Obama. Algunos republicanos en el Congreso estiman que el cierre podría durar toda esta semana. El riesgo de esta situación es que se hace más corto el plazo que tiene el Capitolio para abordar el tema de la deuda externa de los Estados Unidos estimada en unos 16.7 billones de dólares. El Departamento del Tesoro advirtió al Congreso federal que de no aprobarse un proyecto de ley para incrementar el tope de la deuda del país, a partir del próximo 17 de octubre el gobierno federal podría entrar en bancarrota, al quedarse sin fondos para cubrir los pagos de la deuda.

Comentarios