Llaman a reactivar proceso de paz en el País Vasco

jueves, 17 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Representantes de organizaciones por la paz, así como líderes políticos latinoamericanos, hicieron un llamado a los gobiernos de España, a la organización separatista ETA y a la sociedad vasca, para continuar con el espíritu de la Declaración de Ariete, que el 17 de octubre de 2011 emplazó a lograr la paz del País Vasco después de más de 50 años de conflicto. Exactamente dos años después, en el llamado Encuentro Continental por la Paz en el País Vasco, que se celebró este jueves 17 en el Museo de la Ciudad de México, los participantes en este encuentro se pronunciaron por rescatar la hoja de ruta de la Declaración de la Conferencia Internacional de Paz de Donostia-San Sebastián, de la cual se desprendió la Declaración de Ariete. Dicha hoja de ruta establece el desarme de ETA, la reintegración social de los presos de esta organización, garantías de respeto a los derechos humanos, el rescate de la memoria y la verdad de lo ocurrido, el derecho de las víctimas a la justicia y a la reparación y un proceso de reconciliación y convivencia. Paul Ríos, representante de Lokarri, organización que trabaja por la normalización de la convivencia en el País Vasco, comentó que se vive un momento histórico: “Nos reconforta saber que no estamos solos en este camino. Estamos acompañados. Hay muchas personas en el mundo que están dispuestos a participar de manera desinteresada”, dijo. Aseveró, sin embargo, que la respuesta definitiva al conflicto está en la ciudadanía vasca. Y destacó que ha sido un pueblo históricamente movilizado, “muy por delante de los partidos políticos”. “Proponemos que en lugar de mirarse el uno al otro (gobierno y ETA) miren qué necesita la sociedad vasca”, comentó. De acuerdo con Ríos, el 80% de la población vasca se decanta por una solución del conflicto en la que no haya ni vencedores ni vencidos; el 75% está a favor de que se den derechos a los presos de ETA y el 70% se pronuncia por la existencia de un reconocimiento de todas las víctimas. A pesar de dichas cifras, Ríos comentó que el gobierno de Mariano Rajo “no nos está haciendo caso”. Entre los participantes al Encuentro Continental por la Paz en el País Vasco, se encontraba Lucía Topolansky, senadora de Uruguay y esposa del presidente de ese país, quien destacó los lazos históricos de la inmigración vasca en su país; el expresidente de Ecuador, Rodrigo Borja Ceballos, quien hizo un recuento de la historia vasca durante el franquismo; y la exsenadora colombiana Piedad Córdoba, quien emplazó a realizar un próximo encuentro en su país. También asistió el exdirigente del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas, quien leyó el documento final del evento. En entrevista con Apro, Ríos destacó que los fallidos procesos de paz en 2006 crearon frustración en la ciudadanía vasca. Sin embargo, la señal que dio ETA causó esperanza. El 20 de octubre esta organización declaró el fin de su actividad armada, solicitó establecer diálogos con los gobiernos español y francés para tratar tres temas: los presos, las víctimas y el desarme. “Hay un debate en general en el sentido de que no se puede hablar de autonomía sin estar acompañado de un proceso de paz”, dijo Ríos. Y criticó al gobierno de Mariano Rajoy por pensar que el conflicto “se resuelve solo” y que “si ETA regresa a las armas detendrá a todos sus miembros. En caso contrario, no meterá las manos. Pero sigue siendo presidente legalmente de España y tiene responsabilidad sobre el País Vasco”, sostuvo. Consideró que esa “es una posición muy cómoda, pero sumamente injusta con la sociedad vasca”. Sobre el encuentro, declaró: “Pasamos por un buen momento. Este tipo de actos hacen que la esperanza se renueve. Teníamos la impresión de que sólo nos interesaba a nosotros, pero hay interés en todo el mundo y eso hace que nos pongamos las pilas y nos da energías”.

Comentarios

Otras Noticias