Aguaceros provocan el desbordamiento de agua radioactiva en Japón

lunes, 21 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- La torrenciales lluvias de ayer en el centro de Japón provocaron el desbordamiento de agua contaminada en 12 puntos alrededor de los tanques de almacenamiento de líquido radiactivo de la planta nuclear de Fukushima, informó un portavoz de la compañía Tokyo Electric Power (Tepco) En un comunicado, la operadora detalló que el desbordamiento provocó una nueva fuga de agua radiactiva a aguas del océano Pacífico con altos niveles de estroncio-90. "Nuestras bombas no pudieron seguir la cantidad de agua de lluvia. Como consecuencia, superó algunas zonas de contención", puntualizó el vocero de Tepco, Yoshikazu Nagai, tras reconocer que la compañía se vio superada por los aguaceros del pasado domingo 20, que se estimaban entre 30 y 40 milímetros, pero al final alcanzaron 100. Hace apenas cinco días, los técnicos de la central pusieron en marcha un operativo de emergencia para contener las fuertes lluvias y vientos del devastador tifón Wipha a su paso por Japón, que ha dejado un saldo de 27 muertos. Esta sería la segunda fuga más grave, luego de que en agosto pasado la planta nuclear de Fukushima-1 registró una primera fuga desde el accidente de la planta en marzo de 2011, con un vertido de estroncio de casi 80 millones de becquerelios por litro. Según un reporte de la agencia de noticias Kyodo, Tepco tenía previsto bombear el agua de lluvia acumulada a unos tanques vacíos para comprobar su nivel de radiactividad, y en caso de no estar contaminada soltarla al mar, pero la gran cantidad de lluvia impidió llevar a cabo esa operación. La compañía desestimó que el agua tóxica haya llegado al Pacífico, pues considera probable que se haya filtrado en la tierra, y estimó que en caso de que hayan llegado al agua los contaminantes, podrían estar sólo 10 bequerelios por litro, por abajo del límite permitido. La Autoridad de Regulación Nuclear de Japón ha autorizado a Tepco descargar el agua tóxica al agua si las lecturas de radiación son inferiores a 15 becquerlios por litro, como habría sido en este caso. El límite legal para la liberación de estroncio-90 en el mar fuera de la planta se ha fijado en un máximo de 30 bequerelios por litro, que de ser mayor podría acumularse en los huesos y causar cáncer de huesos o leucemia.  

Comentarios