Seguiremos espiando, reafirma EU

viernes, 25 de octubre de 2013
WASHINGTON (apro).- Frente a las demandas y condenas de los líderes europeos por el espionaje al que han sido sometidos por parte del gobierno de Estados Unidos, el presidente Barack Obama ordenó revisar los mecanismos para la recolección de información en las agencias de inteligencia. “Hemos creado el Grupo de Revisión Presidencial sobre Tecnología de las Comunicaciones e Información de Inteligencia, para proveer recomendaciones en estos asuntos”, escribe Lisa Monaco, la asesora de Obama en asuntos de Seguridad Interior y Terrorismo, en un artículo que este viernes publica el diario USA Today. Añade: “La Junta de Supervisión de Libertades Civiles y Privacidad está revisando nuestros esfuerzos para combatir al terrorismo con el objeto de que se garanticen de manera apropiada las libertades civiles y la privacidad”. Pero aun cuando da a conocer que Estados Unidos revisará su sistema de espionaje internacional, la asesora presidencial aclara que no renunciarán a esa práctica. “Mirando hacia adelante, continuaremos recolectando la información que necesitemos para garantizar nuestra seguridad y la de nuestros aliados, aunque dándole más garantías de un equilibrio entre nuestras necesidades de seguridad y las preocupaciones de privacidad de toda la gente”, puntualiza. En paralelo, el periódico The Washington Post destaca, en su nota más importante de la edición de este viernes, que los documentos clasificados en poder de Edward Snowden, el excontratista de la CIA y de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), podrían exponer las operaciones conjuntas de espionaje de Estados Unidos en colaboración con agencias de inteligencia de otros países. “Snowden”, subraya el diario, citando a funcionarios del gobierno estadunidense, “tomó decenas de miles de documentos, algunos de los cuales contienen material sensible sobre los programas de recolección de información en contra de adversarios como Irán, Rusia y China”. En este contexto y bajo la iniciativa de reparación del daño que realiza el gobierno de Obama, ante la denuncia europea y la amenaza de represalias por el espionaje, The Washington Post apunta que el gobierno estadunidense está lanzando advertencias sobre lo que puede revelar Snowden liberando el contenido de los reportes. “Los documentos, si se dan a conocer, podrían comprometer operaciones (conjuntas), dicen los funcionarios estadunidenses”, matiza el artículo. De acuerdo con el texto, como consecuencia de los ataques terroristas del 11 de septiembre a Washington, Nueva York y Pensilvania, las agencias de inteligencia de Estados Unidos, como la NSA, establecieron acuerdos de cooperación en esa materia con sus contrapartes en Asia, Europa y Oriente Medio. La preocupación de la NSA, según los funcionarios del gobierno de Obama que hablaron con el diario, es que Snowden, en los documentos clasificados que tomó, entregue datos precisos a los medios de comunicación sobre el espionaje conjunto que llevó a cabo la NSA con otras naciones, bajo el cobijo de la lucha contra el terrorismo internacional, lo que aprovecharon para espiar con otros objetivos a jefes de Estado y de gobierno alrededor del mundo. El diario británico The Guardian publicó esta semana un memorando del gobierno de Estados Unidos en el que se da a conocer que desde 2006 la NSA ha estado espiando a 35 líderes mundiales. Aunque el documento clasificado no da conocer el nombre de los jefes de Estado espiados por EU, anota que esto se logró gracias a que funcionarios de las diferentes dependencias federales estadunidenses compartieron los números telefónicos de los aliados extranjeros con la NSA.

Comentarios