Anarquistas "revientan marcha"... en Brasil

lunes, 7 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Una marcha en apoyo a maestros brasileños en huelga, que reunió a más de 10 mil personas, culminó hoy con enfrentamientos entre la policía y anarquistas encapuchados, quienes atacaron edificios en el centro de Río de Janeiro. La movilización, destacó la AFP, comenzó por la tarde con discreta presencia de la policía. Pero entrada la noche, cuando los manifestantes llegaron al concejo municipal se registraron los primeros brotes de violencia. Un autobús fue incendiado en el medio de la transitada avenida Río Branco, los vidrios de varios kioscos y agencias bancarias fueron destruidos e incluso sillones fueron extraídos para usarlos de barricada. El batallón de choque dispersó a los inconformes con bombas lacrimógenas. Unos 200 embozados del grupo anarquista Black Blocs trataron de invadir el edificio público, lanzando bombas Molotov contra la fachada y quemando basura en la calle. [gallery type="rectangular" ids="354802,354800,354795,354798,354801,354796,354797"] La policía, que terminó pidiendo apoyo del batallón de choque, respondió con gases lacrimógenos. "Sin policía no hay violencia; cuando están, siempre hay", dijo antes de los enfrentamientos Hugo Cryois, un Black Bloc de 23 años con el rostro cubierto con un trapo negro y una máscara de gas colgándole en el cuello y un escudo de plástico con una 'A' anarquista blanca. "Vine preparado, no se puede confiar", desafió. De esta forma la violencia anarquista “reventó” la protesta convocada a través de las redes sociales para apoyar una huelga magisterial que comenzó hace más de dos meses por un mejor paquete salarial y plan de carrera. Según el sindicato de maestros, asistieron 50 mil personas, aunque la policía informó que únicamente fueron 10 mil. No hay información de detenidos o heridos. En Sao Paulo, un grupo de manifestantes que apoyaba las acciones en Río terminó también enfrentado a la policía. La marcha de los maestros transcurrió de forma pacífica bajo la consigna "¡Fuera Cabral y Eduardo Paes!" (Sergio Cabral es el gobernador del estado de Río y Paes el alcalde de la ciudad) hasta el concejo municipal en la plaza Cinelandia. Frente al ayuntamiento, un grupo de indígenas encendió una fogata mientras grafiteros escribieron en la fachada en letras rojas: "+libros y -bombas" lacrimógenas, en referencia a la dispersión de otras protestas por la policía. La huelga de maestros de las escuelas de primaria, administradas por el municipio, comenzó hace 53 días en rechazo a un plan de carrera y de salarios que, según el sindicato, beneficia sólo a 7% de sus afiliados.

Comentarios