Operarán a Cristina Fernández de un hematoma cerebral

lunes, 7 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Analistas políticos y funcionarios cercanos a la presidente de Argentina, Cristina Fernández, dudan mucho de que la mujer de 60 años de edad suelte las riendas del gobierno para tomar un reposo de al menos 30 días, como le recomendó su médico para reponerse del hematoma cerebral que presenta. Y es que están en puerta las elecciones legislativas del 27 de este mes y la mandataria estaba metida de lleno en el proceso para fortalecer a los principales candidatos oficialistas, que se encuentran rezagados en las encuestas. Desde ahora se da por descontado que el vicepresidente Amado Boudou cumplirá un rol protocolar durante su ejercicio de la presidencia porque es uno de los funcionarios más impopulares del gobierno y su presencia en nada contribuye a fortalecer a los candidatos oficialistas. El funcionario enfrenta denuncias por enriquecimiento ilícito que están siendo investigadas por la justicia. Según una fuente de la Presidencia argentina citada por la agencia AP, reposo no significa desconexión del gobierno. Los viajes, los aviones, los actos no son recomendables para lo sanguíneo, pero estará encima de los temas desde su casa", dijo la fuente bajo condición de anonimato. De acuerdo con sondeos, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner podría perder el control del Congreso en los comicios, dejándolo sin opción de impulsar una reforma constitucional que habilite a la presidenta a presentarse a un tercer mandato como aspiran sus aliados. La popularidad de Fernández ronda el 34%, poco más de la mitad de lo que medía en octubre del 2011, según datos de Management & Fit. La aprobación de la gestión de la mandataria había subido más de 20 puntos semanas después de la muerte de su marido por un paro cardiaco. Boudou, que ejerció la presidencia durante los 20 días de convalecencia de la mandataria, se mostró el lunes por primera en público desde que Fernández fue diagnosticada con el hematoma, en un acto de entrega de vehículos a la policía de fronteras. Hospitalizada Los médicos de Fernández habían ordenado un mes en reposo luego de que el sábado le encontraran un hematoma en una membrana cerebral producto de una caída a mediados de agosto que había sido mantenida en secreto y de la cual no se conocen detalles. La dolencia no era considerada grave y los médicos confiaban en que el hematoma se reabsorbería sin necesidad de una cirugía, sin embargo determinaron “modificar la propuesta de reposo” y decidieron operarla debido a que la mandataria presentó "una sensación de hormigueo en su brazo izquierdo". Mediante un comunicado la Fundación Favaloro, confirmó que Fernández será intervenida quirúrgicamente la mañana del martes 8. De hecho la mandataria ingresó la tarde de este lunes al hospital para su internación. "En el día de la fecha, la Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, fue internada nuevamente en el Hospital Universitario de la Fundación Favaloro, para su preparación y estudios cardiovasculares pre-quirúrgicos", informaron desde el centro médico los médicos Facundo Manes, director del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro y el doctor Gerardo Bazovich, presidente de ese centro médico. Fernández de Kirchner estuvo internada el domingo pasado en el Hospital Universitario de la Fundación Favaloro y, poco antes de las 22:00 horas, el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, reveló a través de un comunicado que a la presidenta le diagnosticaron "colección subdural crónica" y que los médicos le ordenaron un mes de reposo. También reveló que el 12 de agosto –un día después de la derrota en las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO)– había sufrido un traumatismo de cráneo y que se hizo una tomografía computada de cerebro en el sanatorio Otamendi. Sin embargo, según una nota publicada hoy en el portal del diario argentino La Nación, la mandataria habría sufrido dos accidentes, uno el 9 de agosto cuando viajó a Buenos Aires a Río Gallegos, el fin de semana de las elecciones primarias, al resbalar en la escalera del Tango 01, y otro tres días después, el lunes 12, al tropezar con una alfombra en la Quinta de Olivos. Oficialmente, la Casa Rosada informó del asunto hasta el pasado fin de semana. Incluso, señala La Nación, los días 12 y 13 de agosto la mandataria permaneció en la quinta de Olivos con escasa actividad, el 14 pronunció un discurso en Tecnópolis, a propósito de las elecciones primarias y al día siguiente viajó a Paraguay para la ceremonia de asunción del presidente Horacio Cartes. El diario señala que desde el día 12 de agosto, cuando la mandataria oficialmente habría sufrido el golpe que le provocó un hematoma en la cabeza, se mantuvo oculto su estado de salud y sólo el 24 de agosto se informó de un chequeo ginecológico. Este lunes el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, dijo desconocer del golpe sufrido por Fernández, expresó su preocupación por el estado de salud de la mandataria y pidió confiar en que se tomarán decisiones “con toda responsabilidad” para no “exponerla a un riesgo mayor”. La presidenta, dijo, es "muy activa, con una agenda muy intensa con una agenda de trabajo la moviliza por todo el país. Esto fue fruto de un trauma, de un golpe" e insistió en que se van a tomar decisiones para "cuidar la salud de la presidenta". La orden de reposo de la presidenta argentina se da en medio de la campaña con miras a las elecciones legislativas del próximo 27 de octubre en las que según pronosticó Scioli, la mandataria "posiblemente no pueda estar activamente en algún acto o en alguna cuestión institucional". Por su parte, y pese a que oficialmente no se ha designado al vicepresidente Amado Boudou, como encargado de despacho ante l ausencia de Fernández de Kirchner, hoy encabezó los primeros actos oficiales en sustitución de la mandataria Desde el Salón de las Mujeres Argentinas del Bicentenario, el vicepresidente, acompañado por Scioli y el candidato a diputado nacional del oficialismo, Martín Insaurralde, el vicepresidente llamó a mantener la gestión. "Acá no hay incertidumbre ni cosas raras", dijo el exministro de Economía quien participó en la entrega de patrullas a la gendarmería nacional que se realizó en la explanada de la Casa Rosada. También estuvieron presentes el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, y el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Alejandro Granados. Al término del acto, Scioli fue cuestionado sobre el rol que tendrá Bordou ante la ausencia de Fernández de Kirchner, a lo que respondió que ya se pusieron en marcha "los mecanismos institucionales y constitucionales" previstos para estos casos. "Está previsto, ha ocurrido en otras oportunidades, como en el mes de enero (cuando la Presidenta fue operada), son mecanismos automáticos que prevé la Constitución", señaló. Por su parte, Insaurralde dijo que "lo importante es que el gobierno siga adelante" con los temas de gestión y descartó cambios en la estrategia de campaña oficial para las elecciones legislativas del próximo 27 de octubre.

Comentarios