Pide Obama a republicanos poner fin a amenaza de crisis económica

martes, 8 de octubre de 2013
WASHINGTON (apro).- Ante la creciente amenaza de que Estados Unidos se declare en bancarrota por el incumplimiento de sus pagos de deuda, el presidente Barack Obama pidió a los republicanos del Congreso sentarse a negociar una solución sin condiciones y así poner fin a la amenaza de una crisis económica. “Lo único que puedo decir es que no vamos a pagar una recompensa debido a que Estados Unidos saldará sus compromisos de deuda”, declaró Obama durante una rueda de prensa en la Casa Blanca. El jueves 17 vence el plazo que tiene el Departamento del Tesoro para elevar el tope de la deuda de Estados Unidos, estimada en unos 16.7 billones de dólares, y el incumplimiento de estos pagos llevaría a la nación a declararse en bancarrota. Obama destacó que, para John Boehner, líder de los republicanos y presidente de la Cámara de Representantes, el pago de la deuda debiera ser algo jamás sujeto a negociación. “Lo más valioso que tiene Estados Unidos es su credibilidad crediticia, esto es algo con lo que ni siquiera deberíamos estar jugando”, apuntó Obama. A una semana del cierre parcial de las actividades del gobierno federal por la falta de un acuerdo en el Congreso sobre los gastos presupuestarios que mantengan intocados los fondos al financiamiento de la ley de salud pública, la amenaza de la bancarrota parece que por ahora no hace mella entre los republicanos. Obama encomió una vez más a Boehner y a los republicanos a sentarse a negociar y solucionar el tema del tope de la deuda sin interferir con la ley de salud pública, e incluso se declaró dispuesto a ir al Capitolio para discutir propuestas de solución al problema. Pero en el Capitolio, unas horas después de la rueda de prensa de Obama, Bohener respondió al mandatario al señalar que, sin quitarle los fondos para financiar la ley de salud pública, no hay posibilidad de eliminar la amenaza de bancarrota. “Habrá una negociación aquí, pero no podemos elevar el tope de la deuda sin hacer algo que nos está obligando a pedir más dinero y vivir por debajo de las expectativas”, enfatizó Boehner en conferencia de prensa. La declaración de bancarrota en Estados Unidos por el incumplimiento de pagos de la deuda desataría una crisis financiera y económica de carácter global. Obama indicó, al citar al empresario Warren Buffett, que el hablar de una bancarrota es “como jugar con una bomba nuclear”. “Desestabilizaría a los mercados, menoscabaría la confianza del mundo en Estados Unidos y, de manera permanente, provocaría un aumento de nuestra deuda”, alertó Obama.

Comentarios