Balacera en el aeropuerto de Los Ángeles; un muerto y 7 heridos

viernes, 1 de noviembre de 2013
MÉXICO, DF, (apro).- Un tiroteo en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles dejó un policía muerto y al menos siete personas heridas. El pistolero se reporta grave. A las 9:20 de la mañana locales (7:20 en el DF), Paul Anthony Ciancia, estadunidense de 23 años, entró a la Terminal 3, sacó un fusil de asalto de una maleta y comenzó a disparar contra funcionarios y civiles. Patrick Gannon, jefe de la policía del aeropuerto (conocido como LAX), dijo que Ciancia se movió al área de control, donde volvió a abrir fuego. Presuntamente fue ahí donde mató al agente de la Agencia de Seguridad en el Transporte de EU (TSA, por sus siglas en inglés). El funcionario revisaba los documentos de los pasajeros. El atacante traspasó la zona de revisión y, ya adentró, siguió tirando mientras avanzaba. Los policías le hicieron frente cerca de un restaurante de comida rápida, donde le dispararon. Hasta las 15:00 horas (DF) se reportaba como grave al agresor. El motivo del ataque aún no queda claro. Sólo se sabe que Ciancia era un activista antigobierno, que había comprado un boleto de avión para viajar hoy mismo y que actuó solo. La terminal estaba muy concurrida a la hora de la balacera. El diario Los Angeles Times consignó algunos testimonios de gente que se encontraba ahí al momento del ataque. Estaba sentado cuando de repente, literalmente de la nada, escucho un escándalo a mis espaldas y un par de segundos después la gente estaba corriendo hacia mí” dijo Vernon Cardenas, de 45 años. Brian Adamick, de 43 años, rememoró: “Estaba abordando un avión cuando escuchó los tiros. “Mientras yo estaba en la pista con otros pasajeros escuché dos balazos provenientes de la misma área, donde había gente corriendo y gritando”. Centenas de pasajeros fueron desalojados, particularmente de las terminales 2 y 3. El resto del aeropuerto funcionaba a muy baja intensidad. Los vuelos siguieron aterrizando pero algunas partidas fueron demoradas. Las autoridades recomendaron no ir al puerto aéreo, ya que paralelamente cerraron algunas de las principales autopistas que llevan a esas instalaciones. Miles estaban varados. Un vocero de la Casa Blanca dijo que el presidente Barack Obama ya había sido informado del hecho y que colaboraba con las autoridades locales para investigarlo. El FBI es el que lidera la indagatoria. El mes pasado, recordó el diario The New York Times, una bomba de hielo seco estalló en un baño de empleados en el LAX. La policía detuvo a un presunto sospechoso. Un Segundo artefacto fue encontrado en la pista y otro más fue hallado, también sin estallar. Nadie resultó herido.  

Comentarios