Observatorio Ciudadano monitoreará comicios en Honduras

miércoles, 20 de noviembre de 2013
SIGUATEPEQUE (apro-cimac).- Luego del golpe de Estado perpetrado en junio de 2009 contra el gobierno de Manuel Zelaya, en Honduras inició un estado de emergencia en materia de derechos humanos (DH), particularmente en contra de la población femenina y de los defensores de garantías fundamentales. En el contexto de severas violaciones a los derechos humanos –que incluso han sido denunciadas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)–, el próximo domingo 24 el país celebrará un proceso inédito de elecciones generales ante el riesgo inminente de que el proceso sea violentado por las diferentes fuerzas políticas. Con el fin de visibilizar las violaciones a las garantías individuales cometidas contra las hondureñas y las formas de resistencia que éstas han desarrollado para enfrentarlas, la Iniciativa Mesoamericana de Petateras, Centro de Estudios de la Mujer-Honduras (CEM-H), Centro de Derechos de las Mujeres (CDM), y otras redes nacionales e internacionales de defensoras pusieron en marcha un Observatorio Ciudadano. A través del Observatorio de las Violaciones de los Derechos Humanos y Resistencias de las Mujeres en el Contexto Electoral, activistas y defensoras nacionales de todas las regiones del país centroamericano buscarán colaborar en la lucha por garantizar la vida y seguridad de las mujeres en durante el proceso comicial. Alrededor de 40 mujeres representantes de redes de defensoras y activistas se reunieron ayer y hoy en este municipio central hondureño para plantear las estrategias y mecanismos que serán utilizados para observar, registrar y denunciar las agresiones que pudieran cometerse durante y antes de las elecciones. Durante la presentación del Observatorio, la codirectora del CEM-H, Zuyapa Martínez, recordó a las asistentes que el golpe de Estado colocó a las mujeres ante una alta vulnerabilidad de sufrir agresiones y violaciones a todos sus derechos, pero también las dotó de fuerza para enfrentar y resistir esta circunstancia. Enseguida hizo un llamado las asistentes a no dar un paso atrás en el movimiento de defensa y trabajar arduamente durante estos días para proteger la libertad de las mujeres de elegir a los representantes y prevenir agresiones como violación y agresión sexual. En el marco de la planeación de estrategias, las mujeres líderes relataron las violaciones a DH que ya se han cometido como parte de este proceso electoral. Por ejemplo, Lilibeth Coló, representante de la Red de Mujeres Jóvenes, denunció que se ha condicionado a las mujeres jefas de familia el otorgamiento de bonos o ayuda económica a cambio de votar por Juan Orlando Hernández, candidato del Partido Nacional, asociado al golpismo y a la derecha. También, agregó, se les han retirado sus documentos de identidad a algunos pobladores y en un municipio policías militares incendiaron un proyecto de mercado de productos artesanales y orgánicos. Asimismo, los pobladores han recibido amenazas de “ser quemados vivos” si no votan por el candidato de la derecha. Lilibeth Coló llamó a sus compañeras a estar atentas durante la jornada electoral, pero también a actuar con cautela y no ponerse en riesgo. “Peleo con temor porque yo no quiero ser una de las que aparezca en un periódico muerta”, expresó. Melissa Cardoza, integrante de Feministas en Resistencia, recordó a sus compañeras que las consecuencias del golpe de Estado siguen vigentes, y se debe pensar que las violaciones y agresiones que han sido cometidas desde entonces pueden repetirse o recrudecerse. Además, exhortó a afianzar enlaces y sobre todo a activar las redes de defensoras sin incluir a agentes que pudieran estar relacionados con “los golpistas”. Incluso denunció que la zona de Río Blanco –donde habita la etnia Lenca, al norte de Honduras– ya está altamente militarizada, por lo que pueden ocurrir asesinatos o violaciones sexuales contra mujeres. Aparte de denunciar las agresiones y violaciones a DH, la iniciativa ciudadana tendrá como otra de sus metas observar y registrar las formas de resistencia que desarrollan las mujeres ante contextos adversos como el generado tras el golpe de Estado. Con ello se busca contribuir a que se respeten los DH de las mujeres a través de su reconocimiento y visualización, ya que haciendo visibles “esas resistencias y esas transgresiones” se puede inspirar al resto de la población femenina. El Observatorio estará vigente desde hoy y hasta después del día de las elecciones, trabajando más activamente el próximo domingo; registrará los testimonios, vivencias y agresiones que se cometan por agentes estatales y por integrantes de las fuerzas políticas, y serán compartidas a través de las redes sociales y con la colaboración de algunas radios comunitarias. Por primera vez en Honduras participarán nueve partidos políticos en las elecciones generales, ocho de ellos cuentan con candidatos presidenciales, entre los que se encuentran Xiomara Castro de Zelaya –esposa del depuesto presidente Manuel Zelaya–, quien contiende por el Partido Libertad y Refundación . Cuatro de los partidos surgieron luego del golpe de Estado y representan posiciones políticas diferentes, desde la ultraderecha y el militarismo hasta una “supuesta izquierda” encabezada por Castro de Zelaya ya que, a decir de activistas, de llegar al poder no garantizaría avances en los derechos sexuales y reproductivos. De acuerdo con encuestas nacionales, hasta el pasado domingo –con el cierre de campañas– se registró un empate técnico entre el Partido Libertad y el Partido Nacional.

Comentarios