Aboga el Papa Francisco por una Iglesia descentralizada

martes, 26 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El Vaticano dio a conocer hoy la primera exhortación apostólica del Papa Francisco, Evangelii Gaudium (La alegría del Evangelio), en la que el pontífice latinoamericano propone una drástica descentralización de la Iglesia, para que los episcopados de cada país tengan una mayor autonomía. En esta exhortación apostólica, Francisco dice categórico: “No es conveniente que el Papa reemplace a los episcopados locales en el discernimiento de todas las problemáticas que se plantean en sus territorios”. Debido a la gran variedad de problemáticas nacionales, reconoce, “(no) creo que deba esperarse del magisterio papal una palabra definitiva o completa sobre todas las cuestiones que afectan a la Iglesia y al mundo”. De esta manera, en Evangelii Gaudium el actual pontífice reconoce las limitaciones que tienen los Papas para conocer y resolver todos los problemas de las Iglesias locales, dejando atrás la concepción del Papa todo poderoso. Y apunta: “percibo la necesidad de avanzar en una saludable descentralización”. De 142 páginas y dividida en cinco capítulos, la exhortación apostólica analiza los desafíos a los que se enfrenta la Iglesia y la sociedad actual, señalando que los pobres deben ser los principales destinatarios de la evangelización. Por ello –argumenta– es muy importante darle énfasis a la “religiosidad popular” y llevar el mensaje cristiano a “todas las periferias existenciales”. En contraparte, critica duramente al sistema capitalista salvaje, que, puntualiza, beneficia solo a una pequeña minoría que limita sus aspiraciones al consumismo y al hedonismo, dejando en la pobreza a la mayoría de la población. Sentencia el pontífice jesuita: “El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, es la búsqueda enfermiza de placeres superficiales”. Ante esta desoladora condición humana de la época actual, Jorge Bergoglio indica que “ya no hay espacio para los demás, ya no entran los pobres, ya no se escucha la voz de Dios, ya no se goza la dulce alegría de su amor”. Evangelii Gaudium es el segundo documento pontificio del actual Papa. El primero es la encíclica Lumen Fidei, aunque ésta fue escrita conjuntamente con el Papa Benedicto XVI.  

Comentarios