The New York Times cuestiona compromiso de Obama con inmigrantes

miércoles, 27 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Por segunda ocasión en menos de un mes, el diario The New York Times (NYT) cuestionó las acciones contra los inmigrantes en Estados Unidos y el verdadero compromiso de Barack Obama en torno de ese tema. El presidente –señaló el rotativo– ha dicho que está a favor de luchar por la reforma migratoria, e incluso el pasado lunes 25 manifestó que va a “pelear” por los inmigrantes “en todo momento”, sin embargo, agregó, “está deportando en números récord”. Obama “clama que no tiene poder para detener sus propias políticas. Sólo parece justo preguntar: ¿qué tan duro estás luchando en realidad?”, subrayó el NYT en un editorial titulado “Presión y pasividad sobre inmigración”. Sostuvo que si bien el presidente no puede ignorar las leyes de inmigración o superar la inacción del Congreso, sí cuenta con el poder para aplicar las leyes de manera prudente, como cuando decidió detener las deportaciones de los inmigrantes que llegaron a Estados Unidos de niños. “Él puede de manera indudable expandir los esfuerzos administrativos para proteger a otros inmigrantes que han quedado varados por el fracaso legislativo”, asentó el editorial. El pasado 28 de octubre, el mismo diario pidió al gobierno de Barack Obama no realizar “ni una deportación más” de inmigrantes, a menos que hubieran cometido algún tipo de crimen grave. En aquella ocasión, en un editorial titulado “Ni uno más”, The New York Times instó al mandatario estadunidense a detener las deportaciones innecesarias, aceptar que la economía no es único factor en la crisis migratoria e ir más allá de los intereses políticos. “La administración de Obama ha mantenido un ritmo frenético de 400 mil deportaciones por año, mismas que se han hecho con base en decisiones políticas dejando de lado el aspecto de la seguridad pública”. Señaló que el presidente estadunidense se ha enfocado en resaltar el aspecto económico en materia de migración, sin embargo, apuntó, ha olvidado las “consecuencias humanas”, por ejemplo la violación de los derechos laborales y civiles de los trabajadores inmigrantes. El gobierno de Estados Unidos puede resarcir algunos fallos del sistema migratorio sin necesidad de esperar a la aprobación de la reforma en la materia, afirmó el diario. El lunes 25, el mismo día que se difundían los resultados de una encuesta en la que se mostraba la alta aprobación a la reforma migratoria, el presidente estadunidense aseguró que iba “a marchar y pelear” por lograrla. Durante su visita al centro de recreación de la comunidad china Betty Ong, de San Francisco, California, sostuvo: “Lo único que se interpone en nuestro camino es la falta de voluntad de ciertos republicanos en el Congreso”. Señaló, asimismo, que una renovación de las leyes migratorias no sólo sería justa, sino también "inteligente", porque impulsaría la economía y reduciría el déficit del país. "No hay razón por la que no deberíamos aprobar la reforma migratoria ahora, ninguna razón. Si la hay, no la he escuchado”, dijo, y añadió que se trata de algo "bueno para el país", como lo expresa el apoyo a la reforma expresada en las encuestas.

Comentarios