Fidel Castro alaba la postura de su hermano frente a Obama

jueves, 19 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- El líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, felicitó a su hermano Raúl por la “firmeza y dignidad” que mostró hacia el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante los funerales de Nelson Mandela, a quien definió como “un apóstol de la paz”. “Felicito al compañero Raúl por su brillante desempeño y, en especial, por la firmeza y dignidad cuando con gesto amable pero firme saludó al jefe del gobierno de Estados Unidos, y le dijo en inglés: ‘Señor presidente, yo soy Castro’”, escribió en la columna “Reflexiones del compañero Fidel”. El pasado martes 10, en el estadio Soccer City de Johannesburgo, Raúl Castro fue el primer mandatario que Obama encontró al subir al estrado para dar un discurso de despedida al líder sudafricano. Ambos se estrecharon las manos e intercambiaron algunas palabras, un saludo considerado histórico para dos naciones que no tienen relaciones diplomáticas desde hace más de medio siglo. Tanto Obama como Castro fueron parte de la lista de líderes mundiales que dedicaron algunas palabras en honor al hombre que puso fin al régimen de segregación racial del apartheid. En su texto publicado este jueves, Fidel Castro criticó un ocultamiento de “la verdad sobre el apartheid”, al describir algunos enfrentamientos entre fuerzas del régimen racista y una fuerza compuesta por tropas cubanas y angoleñas, parte de la Guerra Fría. Sobre Mandela, fallecido el pasado jueves 5, dijo: “Yo no dejaba de admirar su honradez, su modestia y su enorme mérito”. De igual manera, relató hechos de la participación de Cuba en las guerras africanas e insistió en los peligros de las armas nucleares. El exmandatario emplazó a quienes llamó “voceros del imperio” a que expliquen “sobre cómo y por qué surgió” el apartheid (política de segregación racial). Y preguntó: “¿por qué se pretende ocultar que el régimen del apartheid, que tanto hizo sufrir al África e indignó a la inmensa mayoría de las naciones del mundo, era fruto de la Europa colonial y fue convertido en potencia nuclear por Estados Unidos e Israel?”. En su texto, Fidel Castro, de 87 años de edad, también defendió la decisión de nombrar a Raúl como sucesor el 31 de julio de 2006, luego de que enfermó gravemente. “Cuando mi propia salud puso límite a mi capacidad física, no vacilé un minuto en expresar mi criterio sobre quien a mi juicio podía asumir la responsabilidad”, afirmó. Concluyó: “El imperialismo (Estados Unidos) siempre reservará varias cartas para doblegar a nuestra isla aunque tenga que despoblarla, privándola de hombres y mujeres jóvenes, ofreciéndole migajas de los bienes y recursos naturales que saquea al mundo”.

Comentarios