Futbol inglés: La mafia de las apuestas

viernes, 20 de diciembre de 2013
LONDRES (apro).- La policía de Gran Bretaña investiga la participación de mafias de las apuestas en partidos arreglados del futbol de este país. El domingo 8, agentes de la recientemente creada Agencia Nacional contra el Crimen (NCA, por sus siglas en inglés) confirmaron que llevan a cabo una investigación “de gran amplitud” luego de recibir información y evidencia concreta del tabloide británico The Sun on Sunday sobre partidos de futbol arreglados en el país. La NCA abrió una causa judicial después de denuncias contra un jugador profesional que supuestamente aceptó cobrar 30 mil libras esterlinas (unos 49 mil dólares) a cambio de recibir de forma deliberada una tarjeta amarilla en un partido de las divisiones inferiores de Inglaterra. Un reportero encubierto del Sun on Sunday, que se hizo pasar por un mafioso del mundo de las apuestas, dijo haber hablado con otro jugador, quien supuestamente fue el que organizó el arreglo. El segundo jugador también reveló que podía "arreglar" partidos de la Premier League inglesa, y que estaba preparado incluso para arreglar partidos del Mundial 2014 en Brasil. El futbolista le confirmó al reportero encubierto que anteriormente había golpeado deliberadamente a un oponente para recibir una tarjeta roja, por lo cual percibió 70 mil libras esterlinas (115 mil dólares). Aunque el diario no identificó al futbolista, días después la prensa reveló que el jugador en cuestión era el nigeriano Sam Sodje, de 34 años. Ese mediocampista había jugado cuatro veces para la selección de su país, las Súper Aguilas, entre 2005 y 2009, y formó parte de varias escuadras del futbol inglés, incluidos Leeds United, West Bromwich Albion y Charlton Athletic. Jugó incluso en la Premier League inglesa para el club Reading a mediados de la década pasada, como también en Grecia, para el club local Skoda Xanthi. A comienzos de este año, Sodje estuvo en las filas del Portsmouth FC, que actualmente busca no descender a la segunda división. Al hablar con el reportero encubierto del Sun, Sodje describió cómo en una oportunidad le dio varios puñetazos al jugador Jose Baxter, del equipo Oldham Athletic, para de esa forma ser expulsado del partido. A cambio de llevarse la tarjeta roja se le pagó en efectivo 70 mil libras esterlinas. El pago habría sido hecho por una red mafiosa de las apuestas, supuestamente con sede en un país asiático. El incidente fue desestimado en su momento por el por entonces técnico del Portsmouth, Guy Whittingham, a pesar de haber generado muchas sospechas entre seguidores del club, como también en la prensa deportiva que cubrió el evento. Sodje también admitió al Sun que trató de convencer a otros jugadores para que hicieran faltas similares a cambio de cobrar sobornos, y de esa forma se arreglaran resultados de partidos. Hasta el momento se desconoce qué sanciones recibirá Sodje, pero lo cierto es que su carrera futbolística se ha acabado. El club Portsmouth FC trató de distanciarse de la situación, y en un comunicado calificó las denuncias "de muy serias y estremecedoras”. “Los arreglos de partidos van en contra de la integridad del deporte. El jugador en cuestión ya no juega con este club, y aunque por ahora no hemos sido contactados por las autoridades, colaboraremos con la policía en todo lo que podamos”, agregó una nota del Portsmouth FC. El hermano menor de Sodje, Akpo, quien actualmente juega en el club Tranmere Rovers de la segunda división inglesa, también fue implicado en el escándalo, como lo fueron los futbolistas Christian Montano, Ian Goodison y DJ Campbell. Campbell, del equipo Blackburn Rovers, es el jugador de más alto perfil en ser implicado en el escándalo de los arreglos de partidos, aunque también lo es el veterano Goodison, quien había representado a su país, Jamaica, en un Mundial de Futbol. Otro jugador sobre el que recaen sospechas es Emmanuel Emenike, actual futbolista del seleccionado de Nigeria, y cuestionado por supuesto arreglo de partidos durante su paso por el club turco Fenerbahce. Emenike fue eventualmente dejado en libertad sin cargos en su contra, pero admitió ante la BBC Sport que el caso "fue una verdadera tortura mental" que lo obligó a abandonar esa escuadra por el club ruso Spartak Moscú, principalmente para escapar a las acusaciones y acallar las sospechas en su contra. Las denuncias de arreglos amenazaron además con poner en riesgo las labores de caridad de Sodje y su familia, tanto proyectos humanitarios en Nigeria como en otros países africanos. La Sodje Sports Foundation trabaja para apoyar y financiar a jóvenes jugadores de futbol y ahora podría cerrar sus puertas como consecuencia de la polémica. El escándalo pareciera ser endémico en el futbol de Gran Bretaña, con denuncias de arreglos de partidos tanto en clubes amateurs como semiprofesionales, y hasta en la lucrativa Premier League. La Liga inglesa indicó en un comunicado que toma estas denuncias "extremadamente en serio" y agregó que colaborará con la investigación policial. Por su parte, un portavoz de la NCA confirmó que el Sun on Sunday "pasó material de su propia investigación a la agencia". "Se abrió luego una investigación y estamos trabajando con la Asociación de Futbol inglesa y con la Comisión de Apuestas para avanzar en la investigación. No podemos hacer más comentarios sobre el tema", agregó. En otra investigación de la NCA relativa a una mafia internacional de apuestas, seis futbolistas fueron arrestados y dos fueron acusados formalmente por conspirar para defraudar. Los acusados fueron Michael Boateng y Hakeem Adelakun, ambos de 22 años y jugadores del club Whitehawk FC, con sede en Brighton. Ese club juega en la división de Conference South. Otras dos personas, Chann Sankaran, de 33 años, y Krishna Sanjey Ganeshan, de 43, con nacionalidad británica y de Singapur, respectivamente, también fueron acusados por conspirar para defraudar. Los arrestos se efectuaron el 27 de noviembre luego de que otro periodista encubierto, ahora del periódico inglés Daily Telegraph, grabó con una cámara secreta a un supuesto representante de una mafia de apuestas ilegales de partidos de futbol. El reportero reveló en la grabación cómo durante una reunión clandestina en Manchester, en el centro del país, el mediador de una mafia de las apuestas con sede en Singapur ofreció influenciar resultados de partidos y números de goles en partidos de divisiones inferiores de Inglaterra a cambio del cobro de 50 mil libras esterlinas (81 mil 590 dólares). La NCA, que fue creada este año para combatir las bandas del crimen organizado en el Reino Unido, informó que ese operativo policial se centró en una presunta mafia de apuestas ilegales internacionales, y sus ramificaciones en Inglaterra. La investigación cuenta además con la colaboración de la Comisión del Juego, la Asociación de Futbol inglesa (FA), y el Servicio de la Fiscalía de la Corona. "Esta es una pesquisa activa y por ahora no podemos dar más detalles al respecto", informó un portavoz de la NCA el 29 de noviembre. Por su parte, la FA confirmó que está trabajando de cerca con las autoridades "en relación con estas denuncias". Según la investigación del Daily Telegraph, decenas de apostadores estarían ganando cientos de miles de libras al utilizar información confidencial a través de apuestas hechas en sitios con sede en Asia. El representante del grupo mafioso incluso ofreció modificar dos partidos de futbol, asegurando al periodista encubierto que le diría a los jugadores exactamente cuántos goles tenían que anotar. El individuo fue filmado mientras ofrecía pagar a un jugador 5 mil libras (8 mil 159 dólares) para que le saquen una tarjeta amarilla en el comienzo del partido, como señal de que el resultado del encuentro estaba arreglado de antemano. Para el director ejecutivo de la Liga inglesa, Shaun Harvey, la amenaza de corrupción "es algo que la liga de futbol y otras autoridades futbolísticas toman con la mayor seriedad". "La integridad de nuestros partidos y de nuestros futbolistas es el fundamento de nuestro futbol nacional", sostuvo el directivo. El sistema de Inglaterra es una serie de ligas interconectadas, organizadas por la FA para los clubes de futbol de Inglaterra y un pequeño grupo de equipos galeses. Bajo la Premier League y la liga de futbol inglesa, hay cerca de 500 competiciones, en la que participan más de 7 mil clubes de todo el país. Este sistema cuenta con una modalidad de descensos y ascensos entre diferentes ligas en diferentes niveles, que permiten que incluso el club más pequeño pueda llegar a estar en el nivel más alto, la Premier League. La Barclays Premier League es una auténtica máquina a la hora de generar dinero por los derechos de retransmisión de los partidos. Así lo demuestra el contrato firmado con BT y Sky por el que ambas empresas pagarán 4 mil 700 millones de dólares por seis años de derechos. Pero el gran negocio no está sólo en las islas británicas, también fuera de ellas, donde los contratos de la Premier League con las televisiones de medio mundo supondrán un total de 3 mil 395 millones de dólares para el periodo 2013-2016, cerca de 55% más que lo que se ingresó entre 2010 y 2013, según reveló Sporting Intelligence. Además, los canales de países asiáticos pagarán hasta el 2016 77% más respecto del periodo anterior; esto es, hasta mil 400 millones de dólares.

Comentarios

Otras Noticias