Muere Nelson Mandela, el líder que puso fin al "apartheid"

jueves, 5 de diciembre de 2013
MEXICO, D.F. (apro).- Nelson Mandela, Madiba, el dirigente que puso fin al sistema de segregación racial conocido como apartheid y también primer presidente negro de Sudáfrica, falleció a los 95 años de edad. El actual mandatario Jacob Zuma confirmó este día el deceso del histórico líder por la igualdad de derechos, quien hacía meses convalecía de recurrentes problemas pulmonares. Mandela pasó casi tres décadas en prisión luego de ser declarado culpable de sabotaje e intentos de derrocar al gobierno, en su lucha en contra del apartheid. En 1990 alcanzó la libertad y cuatro años más tarde se convirtió en el primer presidente negro de Sudáfrica. En 1993 fue reconocido con el Nobel de la Paz. Nelson Mandela "falleció en paz" en su casa en Houghton, Sudáfrica, anunció a través de la televisión pública el presidente Zuma. En declaraciones a la prensa, Zuma destacó que “nuestro pueblo ha perdido a un padre”, y aunque sabíamos que este día llegaría, nada puede disminuir el sentido de una pérdida profunda”. También resaltó que “su lucha incansable por la libertad le ganó el respeto del mundo, su humildad, su compasión y su humanidad, le ganó su honor. "Nuestras oraciones y pensamientos están con la familia Mandela, a ellos les debemos toda nuestra gratitud, ellos sacrificaron mucho, soportaron mucho para que nuestro pueblo pudiera ser libre”, reconoció Zuma. Enseguida anunció que desde este viernes 6 y hasta después del funeral, las banderas de la República de Sudáfrica ondearán a media asta, en señal de luto. Por cierto, la última aparición de Mandela en un acto público ocurrió en 2010, en la final del Mundial de Futbol. Apenas en noviembre, la exesposa de Mandela, Winnie Madikizela-Mandela, dijo que el héroe sudafricano ya no podía hablar, porque tenía tubos que le ayudaban a limpiar sus pulmones, así que empleaba gestos para comunicarse. Sus males pulmonares se remontan a la época en que estuvo en la cárcel en Robben Island. Justo en septiembre pasado dejó el hospital, donde había estado desde junio por una infección pulmonar. Durante semanas, cientos de personas oraron por la salud de Mandela, quien había sufrido de recurrentes problemas pulmonares desde que se le diagnosticó tuberculosis, en 1988. Luego de concluir su mandato presidencial, en 1999, Mandela dedicó sus energías a luchar contra el sida y la resolución de conflictos, antes de alejarse de la vida pública hace una década, a los 85 años. Sin embargo, la exitosa transición del régimen racista a la democracia le valió el Nobel de la Paz en 1993, que compartió con Frederik de Klerk, último presidente del apartheid. El partido del Congreso Nacional Africano (CNA), que lleva casi 20 años en el poder, ha perdido el brillo que le dio Mandela en medio de una corrupción rampante, la pobreza y el deterioro de los servicios públicos en la nación africana. “Ejemplo para el mundo”: Obama En Washington, el presidente Barack Obama expresó al pueblo de Sudáfrica sus condolencias y las del pueblo estadunidense por el fallecimiento de Mandela, a quien rindió tributo por el legado de paz que deja al mundo. “Nelson Mandela vivió por ese ideal y lo hizo realidad”, dijo Obama en la Casa Blanca, al recordar la lucha del expresidente de Sudáfrica contra el dominio de los blancos sobre los negros y por su dedicación a la defensa de la libertad y la democracia. Además, enfatizo en su mensaje que el Nobel de la Paz sudafricano concretó más objetivos que los que puede lograr cualquier otro hombre. “Hoy se ha ido a casa y hemos perdido a uno de los seres humanos más influyentes, valientes y profundamente buenos que hayamos podido compartir en este mundo”, destacó Obama. Del legado de Mandela, el presidente estadunidense recordó su lucha contra el apartheid, quien además representó la promesa mundial de que los países y los seres humanos pueden cambiar. “Su compromiso a la transferencia de poder y reconciliación con aquellos que lo metieron a la cárcel sienta un ejemplo a seguir por parte de toda la humanidad y todas las naciones”, subrayó Obama. Por su parte, el expresidente George W. Bush, en una declaración por escrito, dijo que se unía a la comunidad mundial en la celebración de la fructífera vida de Madiba. “El presidente Mandela fue una de las fuerzas más grandes del mundo para la libertad y equidad de nuestros tiempos”, destaco Bush. Obama, por su lado, acotó que la habilidad de Mandela para reconocer y aceptar sus propias imperfecciones, hicieron que su vida y su legado sean todavía más importantes para la humanidad. También destacó que él es una más de las millones de personas en el mundo que tomó como inspiración el ejemplo de Mandela. “Mi primer acto político fue una protesta contra el apartheid”, indicó Obama. De Mandela y su pueblo, explicó Obama, “extraemos un ejemplo de fortaleza, renovación y resistencia que los hace una realidad; una Sudáfrica libre y en paz con ella misma. Ese es un ejemplo para el mundo y es el legado de Madiba a la nación que amó”, concluyó el presidente estadunidense. Poco después, el presidente Enrique Peña Nieto escribió en su cuenta de Twitter @EPN: “La humanidad ha perdido a un luchador incansable a favor de la paz, la libertad y la igualdad. Descanse en Paz Nelson Mandela”. Minutos después, Peña Nieto destacó en otro mensaje por la misma red social: “En nombre de México, lamento profundamente su fallecimiento y expreso mis condolencias al pueblo sudafricano”. (Con información de Jesús Esquivel)

Comentarios