Dimisión de Ratzinger toma por sorpresa a líderes mundiales

lunes, 11 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Líderes religiosos y jefes de Estado de todo el mundo reaccionaron con asombro ante la renuncia del Papa Benedicto XVI, y expresaron su respeto a dicha decisión. Pocos, muy pocos, sabían de la renuncia. Uno de ellos es George  Ratzinger, hermano del pontífice, quien al ser entrevistado sobre el particular dijo que se trataba de un “proceso natural”. “La edad oprime”, dijo el también religioso de 89 años, hermano mayor de Benedicto XVI, a la agencia alemana de noticias DPA y precisó que el médico del sumo pontífice le aconsejó que no hiciera más viajes trasatlánticos. Añadió que su hermano tiene cada vez más dificultades para andar y eso complica su vida pública, además que “quiere más tranquilidad a esta edad”. El otro personaje que sabía de la decisión del Papa es el director del diario de la santa sede, L'Osservatore Romano, Giovanni Maria Vian, quien reveló que la renuncia se fraguó en marzo del año pasado, después de su viaje a México y Cuba. “La decisión fue tomada hace varios meses, después del viaje a México y Cuba, en marzo pasado. Era, dijo, un secreto inquebrantable”, escribió en un editorial el director del diario. Para otros líderes mundiales la noticia sí les tomó por sorpresa. Por ejemplo al rabino jefe askenazí de Israel, Yona Metzger, quien deseó al Papa salud. “Estoy muy sorprendido con el anuncio del Papa. Le deseo salud, prosperidad y una larga vida y rezo para que le regrese la fuerza pronto”, dijo Metzger mediante un comunicado. Para el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela, la renuncia del sumo pontífice a partir del próximo 28 de febrero representó un gran golpe. Aseguró estar “afectado” y sentirse “como huérfano” por la renuncia del Papa, que, según dijo, “nos llena de pena”. En un comunicado Rouco expresó, en nombre de los obispos españoles, su “más profunda gratitud por el impagable servicio prestado a la santa iglesia en estos intensos años de pontificado”. “Estamos afectados y como huérfanos por esta decisión que nos llena de pena, pues nos sentíamos seguros e iluminados por su riquísimo magisterio y por su cercanía paternal”, subrayó el cardenal. El nuevo primado de la iglesia anglicana, Justin Welby, manifestó su “gran pesar” y a la vez “comprensión” por la renuncia de Benedicto XVI. “Con gran pesar pero total comprensión nos hemos enterado esta mañana de la declaración del Papa Benedicto de su decisión de entregar la responsabilidad del ministerio de obispo de Roma, un cargo que cumplió con gran dignidad, conocimiento y valor”, declaró mediante un comunicado. En tanto, Jaime Ortega, arzobispo de La Habana, calificó la renuncia como una gran sorpresa y al mismo tiempo una “invaluable” lección de humildad. “El Papa rompe una vez más los patrones y no teme anunciar al mundo que está débil y cansado para continuar la gran responsabilidad de gobernar la Iglesia católica. Sólo un gran amor a Jesucristo, a su Iglesia, y una gran humildad, pueden impulsar un paso semejante”, dijo. Por su parte, la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos indicó que recibía el anuncio con tristeza, pero agradeció el liderazgo de Ratzinger durante sus casi ocho años de pontificado al frente de la Iglesia católica. El obispo de Nueva York, Timothy Dolan, presidente de la Conferencia, señaló que la renuncia de Benedicto se presenta como “un importante momento en nuestras vidas como ciudadanos del mundo”. Personajes de la política internacional también dieron su opinión al respecto. El ministro dimisionario italiano, Mario Monti, dijo sentirse “muy turbado” por el anuncio de Benedicto XVI, elegido para dirigir la Iglesia católica el 19 de abril de 2005 tras la muerte de Juan Pablo II. “Estoy muy turbado por esta noticia inesperada”, señaló Monti en el marco de un congreso realizado este lunes en Milán, al norte de Italia. Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, agradeció a Ratzinger su trabajo al frente de la Iglesia católica y consideró su renuncia como una “decisión difícil” que merece “el máximo respeto”. La jefa del gobierno de Alemania, de donde es originario Benedicto XVI, recordó el orgullo que sintió cuando éste fue elegido hace ocho años y dijo estar convencida de que el prelado tomó su decisión teniendo en cuenta a la institución religiosa que preside y a sus feligreses. Le reconoció a Ratzinger su “profunda cultura” para contextualizar los asuntos que abordaba, su “vivo interés por la integración europea” y su impulso al diálogo interconfesional con otras iglesias y religiones. Es “uno de los más significativos pensadores religiosos de nuestra época”, manifestó. François Hollande, presidente de Francia, fue cuidadoso al comentar la renuncia del Papa y dijo que su decisión es “respetable”. “No me corresponde a mí hacer comentarios sobre esta decisión que pertenece a la Iglesia. No tengo que decir si está bien. Es una decisión que refleja una voluntad que tiene que ser respetada”, afirmó Hollande en Pierrefitte-sur-Seine, a las afueras de París. El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, afirmó por su parte: “Trabajó de forma incansable para fortalecer las relaciones entre Reino Unido y la Santa Sede. “Se recordará con mucho respeto y afecto su visita a Reino Unido en 2010. Se le echará de menos como guía espiritual de millones”, expresó el mandatario del país de mayoría anglicana. El presidente Enrique Peña Nieto expresó su solidaridad y respeto a la renuncia del Papa a través de su cuenta en Twitter @EPN, escribió: “Solidaridad y respeto del Gobierno de México por la decisión anunciada por el Papa Benedicto XVI”. El propio Ratzinger anunció su renuncia también a través de esta red social a la que apenas se había unido el pasado 3 de diciembre mediante diversas cuentas en varios idiomas. A través de la cuenta @benedictoxvi, anunció: “Con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro”. El anuncio generó las más diversas reacciones en el microblogging, en las tendencias nacionales e internacionales, aunque la mayoría fueron de crítica y para compararlo con su antecesor, Juan Pablo II. Entre los Trending Topic globales “Vaticano” y “Juan Pablo II” se ubicaron entre los 10 más comentados, mientras que en México #BenedictoXVI se ubicó en el primer lugar de las tendencias nacionales durante gran parte del día. Además surgieron diversos hashtags que se convirtieron también en Trending Topic, como: “#elpapadimite”, “Juan Pablo II”, “VALENTINA Alazraki”, “Pontificado”, “Iglesia Católica”, “#ElPejeParaPapa”, “Ratzinger “y “#RenuncioComoElPapa”.

Comentarios