Corea del Norte desafía a la ONU: practica tercer ensayo nuclear

martes, 12 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- En contra de una prohibición de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para que Pyongyang suspenda su programa atómico, Corea del Norte informó hoy que realizó “exitosamente” un ensayo nuclear con un dispositivo miniatura. Medios estales señalaron que el ensayo se llevó a cabo de una manera segura y que la finalidad del joven gobernante norcoreano, Kim Jong Un, fue enviar un mensaje directo a Estados Unidos, enemigo de Pyongyang durante la guerra de Corea. Además, dijeron, fue para hacer frente a una “hostilidad escandalosa” por parte de Estados Unidos que “socava violentamente” los derechos soberanos y pacíficos de Corea del Norte para colocar satélites en órbita. Con este es el tercer ensayo nuclear que realiza Corea del Norte desde 2006, con la idea de desarrollar una ojiva nuclear lo suficientemente pequeña para montarla en un misil de largo alcance que pueda llegar a Estados Unidos. Medios norcoreanos dijeron que el ensayo nuclear consistió en una "bomba atómica en miniatura y más ligera" que tuvo más fuerza explosiva que bombas anteriores. Las oficinas de monitoreo sismológico de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón indicaron que detectaron un sismo en Corea del Norte de magnitud 4.9 a 5.2 grados, en tanto Seúl informó que el epicentro estuvo muy cerca del sitio donde Corea del Norte ha realizado pruebas nucleares. La prueba --según el Ministerio de Defensa de Corea del Sur-- fue realizada en la base de Punggye-ri, al noreste del Corea del Norte y alcanzó entre 6 y 7 kilotones, equivalentes a más de un tercio de la magnitud de la bomba de Hiroshima -de unos 15 kilotones- con la que Estados Unidos arrasó esta ciudad japonesa en 1945. El gobierno surcoreano informó que elevó su nivel de alerta militar después del temblor. Corea del Norte enfrenta sanciones internacionales como el congelamiento de haberes de empresas del país y la prohibición de viajar para responsables del régimen, después que en diciembre pasado lanzó un cohete con el supuesto objetivo de colocar un satélite en órbita. Sin embargo, la ONU y Washington, sostuvieron que el lanzamiento fue una farsa para encubrir pruebas norcoreanas de misiles prohibidos. El organismo internacional solicitó entonces a Corea del Norte hacer a un lado su programa nuclear so pena de que la nación enfrentara más sanciones internacionales. Pese a la advertencia Corea del Norte realizó el ensayo nuclear horas antes de que el presidente estadunidense Barack Obama pronunciara su discurso del Estado de la Unión, que sería televisado a todo Estados Unidos. Obama denunció en su discurso el "provocador" ensayo nuclear y apostó por una respuesta internacional "rápida" y "creíble". El ensayo nuclear norcoreano se llevó a cabo también a escasos cuatro días de que se recuerde el natalicio del padre de Kim Jong Un, el difunto líder norcoreano Kim Jong II. Además este año marca el 60 aniversario de la firma del armisticio que puso fin a la Guerra de Corea, de 1950-1953. Según el científico nuclear estadunidense, Siegfried Hecker, Corea del Norte tiene suficiente plutonio balístico para construir entre cuatro y ocho bombas pero no se sabe aún si los científicos norcoreanos hallaron a forma de miniaturizar las ojivas. La prueba de este martes fue la primea desde que el nuevo líder de Corea del Norte asumió el poder en diciembre de 2011 tras la muerte de su padre y fue vista como una forma audaz de fijar su posición. Incluso, el régimen norcoreano amenazó este mismo martes con realizar nuevos ensayos nucleares y de mayor intensidad en caso de que Estados Unidos mantenga su política de "hostilidad" frente a Pyongyang, según informó la agencia oficial norcoreana KCNA. La agencia cita un despacho emitido por el Ministerio norcoreano de Defensa, en el que el régimen de Kim Jong Un advirtió que se podrían ver obligados a cometer "una segunda y una tercera respuesta de mayor intensidad" siempre que Washington continúe "complicando la situación". Además argumentó que la prueba realizada hoy, la tercera después de las de 2006  y 2009, fue "en defensa propia" ante la actitud de Estados Unidos y para "mostrar la ira del Ejército y de la gente (de Corea del Norte) contra la hostilidad criminal mostrada por Estados Unidos". Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU, condenó el ensayo nuclear realizado por Corea del Norte y anunció que trabajará de forma “inmediata” para negociar una nueva resolución que incluya "medidas apropiadas" ante la última "amenaza" del régimen de Pyongyang. "El Consejo condena enérgicamente el último ensayo, una violación de anteriores resoluciones del Consejo que supone una clara amenaza para la paz y la seguridad internacional", dijo el ministro surcoreano de Exteriores, Kim Sung-hwan, al leer un comunicado de la presidencia de turno del Consejo, que este mes corresponde a su país. El comunicado no hace referencia a qué medidas podría tomar el máximo órgano de decisión de la ONU, sin embargo, la embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas, Susan Rice, indicó que Washington tiene como objetivo "reforzar el régimen de sanciones contra Corea del Norte en "diversas áreas", incluido el sector financiero. La acción norcoreana "no será tolerada" y Pyongyang enfrentará un "aislamiento y presiones crecientes en el marco de las sanciones de Naciones Unidas", adelantó Rice. La última medida adoptada por la ONU contra Pyongyang fue aprobada por unanimidad el 22 de enero pasado. A la lista de sanciones ya existentes se agregó la congelación de activos para la agencia espacial de Corea del Norte, un banco, cuatro sociedades mercantiles y la prohibición de viajar a cuatro individuos.

Comentarios