Niega Lombardi batallas y complots dentro del Vaticano

viernes, 15 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, desmintió la información difundida por algunos medios de comunicación sobre supuestas intrigas entre clanes vaticanos, al señalar que en la sede pontificia no hay batallas ni complots. “Como en todas las instituciones, sí hay diferencias de opiniones que bien conducidas pueden llevar a dar pasos hacia delante. Si todos piensan la misma cosa no se avanza. Las diferencias de opiniones forman parte de la vida, pero eso no quiere decir que haya batallas o complots", puntualizó el prelado. Lombardi señaló que en estos días, luego de que Benedicto XVI anunció su renuncia, las supuestas "luchas de poder" en el Vaticano "van más allá de la realidad". La declaración del portavoz del Vaticano se dio luego de que ayer un semanario italiano publicó que el Papa decidió renunciar después de conocer un informe sobre el escándalo "Vatileaks" sobre la fuga de documentos oficiales que desvelaba una "fuerte resistencia" en la Curia romana a las medidas de transparencia pedidas por Ratzinger. Este viernes el Vaticano también anunció el nombramiento del alemán Ernest von Freyberg, de 55 años, como nuevo presidente del Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido como el Banco del Vaticano, en sustitución del italiano Ettore Gotti Tedeschi, de 67 años, que fue destituido el 24 de mayo del pasado año. Con el nombramiento de Ernest von Freyberg, el Vaticano pretende poner fin a las críticas a la entidad, conocida también como "el banco de Dios", a la que acusan de falta de transparencia. Mientras tanto, Benedicto XVI prosiguió hoy con su agenda, prevista antes de anunciar su renuncia, y recibió al presidente de Rumania, Traian Basescu, con quien habló durante 20 minutos a solas de la colaboración entre la Iglesia católica y el Estado rumano en el ámbito educativo y en la defensa de los valores europeos. El máximo líder de la Iglesia católica y Basescu también analizaron la situación de los católicos (minoría en un país de mayoría ortodoxa) en Rumania y la contribución de la Iglesia a la integración de la comunidad rumana en el exterior. Benedicto XVI también recibió a los miembros de la asociación "Pro Petri Sede", de Bélgica, Luxemburgo y Holanda, que da ayuda económica para las necesidades de la Santa Sede, y a los obispos de la región italiana de Liguria, para la tradicional visita "ad limina apostolorum". Mañana tiene previsto dar audiencia al presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina.

Comentarios