Soldado de EU se declara culpable de filtrar documentos a Wikileaks

jueves, 28 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Bradley Manning, el soldado estadunidense que filtró información militar y diplomática secreta a Wikileaks, se declaró culpable de 10 de los 22 cargos que le imputa el gobierno de Barack Obama. Ante el tribunal militar que prepara su juicio, reconoció haber filtrado documentos clasificados a una tercera parte no autorizada, pero rechazó que haya prestado ayuda al enemigo, la acusación más grave que enfrenta. Al dar lectura a su declaración, contenida en 35 páginas, el soldado de 25 años argumentó que filtró los documentos a Wikileaks por voluntad propia y sin presiones, para que los estadunidenses conocieran los abusos de la guerra y “el desprecio por la vida humana” con la que algunos soldados ejecutaban ataques en Irak o Afganistán. Según Bradley, entregó cientos de miles de documentos secretos a Wikileaks con la intención de “levantar un debate público sobre el papel de las Fuerzas Armadas, y sobre política exterior". También refirió que su "curiosidad e interés por la geopolítica" lo llevaron a filtrar el contenido de cables diplomáticos de Estados Unidos sobre diversos países, entre ellos México, pues consideró que esa información no "dañaba a EU y no era más que embarazosa". En su oportunidad, la juez militar Denise Lind explicó al soldado que eso implicaba haber “revelado sin autorización información a una persona no autorizada a recibirla". De igual manera le hizo saber que con su declaración admite haber accedido y utilizado de manera inadecuada videos secretos, memorandos y registros de las operaciones en Irak, Afganistán y del Comando Sur. Manning dijo que entendía que su declaración de culpabilidad le acarrearía una pena mínima de dos años por los cargos de menor gravedad –10 de los 22 de los que lo acusa el gobierno de Estados Unidos–, pero de ser encontrado culpable de los más graves, entre ellos ayuda al enemigo y haber colocado directamente la información clasificada en Internet, podría ser condenado a cadena perpetua. De acuerdo con la juez militar, en el transcurso del juicio, que se espera comience en junio, la parte acusadora deberá probar que la información manejada por Manning afecta a la "defensa nacional" y que el soldado se excedió en su autoridad cuando era analista de inteligencia en Irak.

Comentarios