El jesuita argentino Jorge Mario Bergoglio es el nuevo Papa

miércoles, 13 de marzo de 2013
CIUDAD DEL VATICANO (apro).- El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio se convirtió hoy en el primer Papa de origen latinoamericano y en el número 266 en ocupar la silla de Pedro. Proclamado Francisco I, el nuevo pontífice hizo esta noche –hora de Roma– su presentación ante decenas de miles de fieles que abarrotaron la Plaza de San Pedro. Este jesuita de 76 años se mostró modesto en su primera aparición pública y dedicó las primeras palabras a su predecesor, Joseph Ratzinger, quien hace 13 días decidió abandonar el mando de la Iglesia católica y la jefatura del Estado Vaticano. En medio de una pertinaz lluvia y bajas temperaturas, el reloj rondaba las 19:07 horas cuando los gritos de júbilo y la incredulidad de los fieles invadieron la plaza en momentos en que desde la chimenea de la Capilla Sextina surgió el humo blanco. Es la primera ocasión que se elige a un latinoamericano, primera vez que se elige como Papa a un miembro de la Compañía de Jesús, y también es el primer turno que un Papa se proclama como Francisco. “Saben que el deber de un cónclave es dar un obispo a Roma y parece que mis hermanos cardenales han ido a buscarlo al fin del mundo, pero ya estamos aquí”, dijo Francisco I en esta primera aparición, provocando la sonrisa de los feligreses reunidos en la plaza. Con un gesto de calidez antes de dar la bendición a los fieles, pidió que lo bendijeran a él y se inclinó ante la muchedumbre, a sabiendas de que su principal objetivo será regenerar la Iglesia y hacer una profunda reforma en el Vaticano. Los medios italianos y europeos lo consideran un cardenal moderado, progresista y comprometido con la evangelización, al grado de que fue a una de las primeras cosas que refirió, al plantear que inicia una nueva etapa de evangelización por el orbe. Arzobispo de Buenos Aires, Bergoglio también es señalado como un conservador en algunos temas, como su dura oposición a los matrimonios entre personas del mismo sexo y al aborto. Es crítico del capitalismo, del consumismo y de la economía de mercado. El nuevo pontífice fue elegido luego de dos fumatas negras (resultado de cuatro votaciones), y en la quinta surgió el humo blanco de la chimenea, donde minutos antes una gaviota se posó durante largos minutos. Alrededor de las 20:00 horas salió el protodiácono al balcón para anunciar el “habemus Papa”. El nuevo pontífice convivirá, en una situación inédita, con su predecesor Benedicto XVI, quien ahora se encuentra en la casa de descanso del Vaticano, en Castel Gandolfo y quien en dos meses vivirá en el mismo Vaticano. El portavoz vaticano, Federico Lombardi, dijo esta noche que el nuevo Papa telefoneó a Benedicto XVI. Al conocerse el nombre, muchos de los fieles se preguntaban quién era el cardenal Jorge Mario Bergoglio, pero de inmediato externaban su satisfacción que fuera un latinoamericano, luego de los escándalos en que se ha visto envuelta la Curia Vaticana. “Preferimos un latinoamericano que a uno de la Curia (vaticana), opinó Luigi, un italiano que estuvo en la misma plaza en 1979 para recibir a Juan Pablo II y en 2005 a Benedicto XVI. Ni el cardenal Scola (Milán) ni el cardenal Scherer (Río de Janeiro), los principales favoritos, fueron elegidos por el Colegio cardenalicio. Al pontífice Francisco I le tocará lidiar con una situación inédita, como son los escándalos de pederastia, la corrupción, las guerras intestinas entre la Curia vaticana por mantener espacios de poder, así como la filtración de documentos privados del Papa emérito Benedicto XVI.

Comentarios