Niega EU plan de la CIA para matar a Capriles; "es una acusación idiota": funcionario

lunes, 18 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobierno de Estados Unidos negó “categóricamente” cualquier intento para desestabilizar a Venezuela, cuyo presidente encargado, Nicolás Maduro, afirmó que funcionarios del Pentágono y la CIA están detrás de un plan para asesinar al candidato presidencial opositor, Henrique Capriles. “Estados Unidos rechaza categóricamente las acusaciones de cualquier participación en cualquier trama para desestabilizar o dañar a nadie en Venezuela”, dijo el gobierno estadunidense a través de la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en la conferencia de prensa que ofrece diariamente. Además, sostuvo que al menos hasta donde ella sabe no hay mensaje o petición formal alguna hacia el gobierno estadunidense, más allá de la alerta que lanzó Maduro el domingo pasado al presidente Barack Obama durante una entrevista con el canal privado, Televen. “Yo le hago un llamado al presidente Barack Obama desde aquí, al gobierno de los Estados Unidos responsablemente (...) Roger Noriega, Otto Reich, funcionarios del Pentágono y de la CIA están detrás de un plan para asesinar al candidato presidencial de la derecha venezolana para crear un caos en Venezuela”, señaló Maduro en una entrevista con el exvicepresidente y periodista José Vicente Rangel el pasado domingo 17. Según Maduro, quien contenderá por la presidencia de Venezuela el próximo 14 de abril, tiene “información de muy buena fuente” de que los planes de asesinar a Capriles tienen la finalidad  de “echarle la culpa al gobierno bolivariano y crear un caos en Venezuela”. Reich, uno de los funcionarios estadunidenses aludidos por Maduro en sus declaraciones, contestó así al presidente encargado de Venezuela, a través de su cuenta en Twitter: “Niego categóricamente esta acusación absurda y desafío a Maduro para que presente las ‘pruebas’ que afirma tener”, escribió Reich el mismo domingo. Reviró las acusaciones de Maduro y afirmó que esa “mentira maliciosa” no es más que una estrategia cubana dictada a Maduro. “Estos cargos están tan alejados de la realidad que bien puede ser una cortina de humo detrás de la cual el Gobierno venezolano esté planeando eliminar a Capriles”, agregó el exembajador republicano. Por su parte, Noriega se limitó a señalar por el mismo medio que la de Maduro es “una acusación idiota”. No es la primera vez que Maduro Moros lanza acusaciones contra funcionarios estadunidenses desde la muerte del presidente Hugo Chávez, el pasado 5 de marzo. Ese día, horas antes de anunciar el deceso del mandatario venezolano, el presidente encargado acusó a los funcionarios estadunidenses David Delmonaco y David Kostale de “proponer proyectos desestabilizadores” a militares venezolanos, lo que ha sido negado de manera reiterada por el Departamento de Estado y el Pentágono. Estados Unidos correspondió a esa acción expulsando el lunes pasado a Orlando Montañez Olivares, segundo secretario de la embajada de Venezuela en Washington, y Víctor Camacaro Mata, funcionario del consulado venezolano de Nueva York.

Comentarios