Llama el Papa a sacerdotes a "ser pastores con olor a oveja"

jueves, 28 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El Papa Francisco hizo un llamado a los sacerdotes a no conformarse con ser meros “gestores”, por lo que los conminó a salir a las “periferias” y a compartir el “sufrimiento” y la “sangre derramada” de los más desprotegidos. Durante la Misa Crismal del Jueves Santo realizada hoy por la mañana, en la Basílica de San Pedro, a la que asistieron unos 10 mil fieles y mil 600 sacerdotes, el pontífice animó a los religiosos a ser “pastores con olor a oveja”. Les pidió que vayan a las “periferias, donde hay sufrimiento, sangre derramada, ceguera que desea ver; donde hay cautivos de tantos malos patrones”. Sin dejar de dirigirse a los sacerdotes, agregó: “El que no sale de sí, en vez de mediador se va convirtiendo, poco a poco, en intermediario, en gestor. Todos conocemos la diferencia: el intermediario y el gestor ‘ya tienen su paga’, y puesto que no ponen en juego la propia piel, ni el corazón, tampoco reciben un agradecimiento afectuoso que nace del corazón.” Por la tarde, el Papa se trasladó a la cárcel de menores Casal del Marmo, situada a las afueras de Roma. Ahí le lavó los pies a un grupo de jóvenes presidiarios. Durante ese tradicional ritual de Semana Santa, el Papa Francisco dijo: “Esto es aquello que Jesús nos enseña y esto es lo que yo hago, es mi deber, que me viene del corazón y amo hacerlo.” Señaló que Jesús le lavó los pies a sus discípulos, dándoles el ejemplo para que todos “hagan lo mismo uno con otro”. Y concluyó: “Quien está en lo más alto debe servir a los otros. Esto es un símbolo y un gesto; lavar los pies quiere decir que estoy a tu servicio”.

Comentarios